Salvador Delgado, exalcalde de Tuineje, que dimitió en 2017 por una sentencia judicial. / JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS

Salvador Delgado, exalcalde de Tuineje, se enfrenta a nuevo juicio por prevaricación

El Juzgado de lo Penal celebra el martes la vista contra el exalcalde de Tuineje por la licencia del pub Roma. El edil cumple una pena anterior de 8 años de inhabilitación

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Por un supuesto delito de prevaricación administrativa, Salvador Delgado, exalcalde de Tuineje, va a juicio el próximo martes, 26 de octubre, por la licencia de apertura del pub Roma, en Gran Tarajal. Delgado Guerra está inhabilitado desde 2017 tras ser declarado culpable de otro delito de prevaricación:la concesión de una licencia de primera ocupación en 2006 en la zona industrial de El Cuchillete en contra de los informes técnicos y jurídicos.

Como investigados por el mismo delito, también figuraban inicialmente dos exalcaldes más, Sergio Lloret -actual presidente del Cabildo Insular- y Gonzalo Báez, aunque la causa contra ambos se archivó hace un año. También figuraban como investigadas dos exconcejalas de Urbanismo: Conchi Curbelo y Delia Figueroa.

Salvador Delgado se expone ahora a una condena de hasta quince años de inhabilitación para cargo y empleo público, aunque no ha trascendido los años exactos solicitados por la Fiscalía, por un caso relacionado con la licencia de apertura del bar Roma, un conocido y arraigado local de las noches de Gran Tarajal, que se localiza en dominio público marítimo-terrestre.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Puerto del Rosario celebra la vista oral en la que actúan como testigos la Policía Local de Tuineje y la Guardia Civil, entre otros, que habrían interpuesto sucesivas denuncias contra el local nocturno por ruido, entre otras. También está citado como perito el arquitecto técnico del Ayuntamiento de Tuineje, que emitió un informe negativo a la licencia del bar Roma.

En enero de 2018 la Policía Local de Tuineje el Roma por carecer de licencia de apertura y por una acumulación de infracciones a la Ley 7/2011, de 5 de abril, de Actividades Clasificadas y Espectáculos Públicos de Canarias, en concreto relacionadas con exceder el horario de cierre durante los fines de semana. Este pub ya había sido precintado hacía varios años por la misma infracción a la citada Ley de Actividades Clasificadas y Espectáculos.

Sobre Salvador Delgado pesa una pena de ocho años de inhabilitación y de un año y nueve meses de prisión por la licencia de El Cuchillete. Por el mismo caso, Gonzalo Báez fue condenado a ocho meses de prisión y ocho años de inhabilitación.

Cuando Delgado Guerra dimitió, le relevó precisamente Sergio Lloret al frente del Ayuntamiento de Tuineje.