El programa del concierto finaliza con el Concierto para clave. / C7

Bach y sólo Bach suena en el Palacio de Congresos

A la venta las entradas para el concierto del 37 Festival Internacional de Música de Canarias a cargo de la Orquesta Barroca de Friburgo

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Bach y sólo Bach sonará en el concierto de la Orquesta Barroca de Friburgo. Cabe reseñar que es una de las orquestas de cámara más aclamadas por el público y la crítica de los últimos treinta años, sobre todo en el repertorio que presentará este sábado en el Palacio de Formación y Congresos, en Puerto del Rosario, dentro del 37 Festival de Música de Canarias.

Las entradas están disponibles en www.festivaldecanarias.com, donde también se puede descargar el programa de la gira, así como entrees.es. El concierto comienza a las 20.00 horas. El programa se abre con la obertura nº 2 en si menor BWV 1067, seguido de los Conciertos de Brandeburgo y cierra el Concierto para clave,

La Orquesta Barroca de Friburgo representa una de las mejores agrupaciones historicistas que existen, pero su mérito no queda reducido a la incorporación de instrumentos de época, ni al laborioso estudio de las partituras, tampoco al hecho de trasladar con fidelidad los tiempos musicales del pasado. Lo sustancial reside en esa curiosidad creativa que manifiestan los friburgos en cada composición, piezas que siempre interpretan bajo un canon vivo y expresivo.

Formada por 30 músicos que también son accionistas de su empresa, su andadura comienza en 1985, cuando algunos jóvenes estudiantes de la Universidad de Música de Friburgo decidieron estudiar en detalle la práctica de interpretación históricamente informada y fundar un conjunto para este propósito. Después de casi dos años de trabajo de investigación y ensayo, la formación ofreció un concierto público por primera vez en la iglesia Burgheimen Lahr, el 8 de noviembre de 1987; así sonó la primera nota del triunfo de la Orquesta Barroca de Friburgo.

El conjunto pronto se convirtió en una de las orquestas más solicitadas en la escena de la música antigua y ganó fama internacional. La orquesta se presenta a sí misma con unas cien representaciones por año en diferentes formaciones, desde cámara (como es el caso del concierto en la isla) a orquesta de ópera.