Hotel y apartamentos Oliva Beach, a las puertas del Parque Natural de las Dunas deCorralejo. / javier melián / acfi press

Ben Magec y Turcón solicitan la nulidad total de la concesión del hotel y apartamentos Oliva Beach en Costas

Los ecologistas presentan alegaciones a la revisión de oficio iniciada por el Ministerio de Transición Ecológica

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

La federación Ben Magec – Ecologistas en Acción y la asociación ecologista Turcón presentaron alegaciones para que se declare «la nulidad total» del acto administrativo que da soporte legal al hotel y los apartamentos Oliva Beach por «la ilegalidad evidente» que se produjo en su otorgamiento al carecer de los requisitos necesarios para acceder a la concesión y porque la construcción de los apartamentos se realizó posteriormente y en contra de la Ley de Costas, «resultando en un uso privado de un espacio de dominio público de gran valor ambiental y paisajístico para Canarias».

El Ministerio de Transición Ecológica acordó iniciar en octubre el procedimiento de revisión de oficio con el objeto de declarar la nulidad a la concesión de 59.768 metros cuadrados de terrenos de dominio público marítimo terrestre, en los que se ubican los establecimientos hoteleros hotel Oliva Beach y apartamentos oliva Beach, en las Grandes Playas de Corralejo.

Los ecologistas recuerdan que ya en 2006 el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural de Corralejo destacó el impacto visual que supone la presencia (y excesiva altura) de las edificaciones, en un marco natural en el que domina la horizontalidad del paisaje. Además, resalta que su ubicación en el litoral este del sistema dunar hace de este enclave un lugar «particularmente conflictivo» para la futura conservación del espacio, no sólo por el significativo impacto paisajístico de sus edificaciones, sino por la profunda modificación que estas operarán en la dinámica del sistema dunar. Los ecologistas citan el plan de gestión de la ZEC Corralejo (Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000). donde el complejo hotelero esta inmerso, que reitera que hotel y apartamentos actúan a modo de pantalla que frena el avance de la arena desde el mar para formar las dunas.

Por otro lado, los ecologistas exponen que durante estos años la cadena propietaria Riu «ha incumplido en reiterada ocasiones» las condiciones bajo las que se le otorgó la concesión, ocupando terrenos de dominio público marítimo-terrestre sin título ni autorización alguna, como así lo acredita el informe de 2019 del Jefe de Servicio de la Demarcación de Costas de Canarias.