Borrar
La adjudicación de la elaboración del catálogo de las chozas de Lobos abre el camino a su legalización

La adjudicación de la elaboración del catálogo de las chozas de Lobos abre el camino a su legalización

Por iniciativa de la asociación cultural, protectora y de investigación del Poblado, el Ayuntamiento de La Oliva adjudica los trabajos por 14.980 euros a la empresa Propac

Martes, 3 de marzo 2020, 13:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Catalina García / Puerto del Rosario

El camino hacia la legalización de las chozas de la isla de Lobos empieza a allanarse. El Ayuntamiento de La Oliva ha adjudicado, por 14.980 euros, a Proyectos Patrimoniales Canarios SL (Propac) la elaboración del catálogo de estas construcciones, el informe justificativo sobre su importancia patrimonial y el estudio histórico de cada de una de ellas.

La asociación cultural, protectora y de investigación Poblado de las Chozas de Lobos había solicitado al Consistorio del norte majorero su colaboración en la redacción de este catálogo a ejecutar de manera inmediata. El colectivo concibe estos trabajos como «un arma más que tendremos a partir de ahora, junto la vía judicial» para alcanzar la meta de la legalización de las construcciones.

La vía judicial en cuestión se refiere a que la asociación, tras agotar la vía administrativa en lo relativo a las alegaciones sobre la modificación puntual de la capacidad de carga del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del parque natural de Lobos, presentó en noviembre de 2019 ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) un recurso de impugnación al citado PRUG, cuya aprobación fue publicada el 12 de diciembre de 2006.

Los promotores de la impugnación recuerdan que el parque natural Isla de Lobos se estableció como tal en virtud de la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias. «Diremos que esa declaración lleva dos cosas: el PRUG y el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales); este último se tiene que hacer para fundamentar el primero en el año siguiente a la declaración del parque natural y después aplicarlo. En él se contemplan los asentamientos humanos y sus valores. Pero no se hizo ni se aplicó nunca».

El poblado, que el colectivo cifra que está constituido por unas 60 chozas, existía en 1856 «cuando entró en servicio el faro de Martiño», aclara Tinín Martínez, presidente. «Los primeros torreros hallan una comunidad temporal de pescadores, llegados de Corralejo, en una zona que llamaban El Puertito»,. Por tanto, justifica su creación en que «se remonta a la fundación de Corralejo por la necesidad de ampliar las posibilidades de pesca, aprovechando el zoco de la Isleta para no cruzar de vuelta El Río con barcos a vela y remos en caso de mal tiempo».

En febrero de 2019, el Cabildo de Fuerteventura desestimó por insuficiente la incoación del expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de Sitio Etnográfico, para el poblado de chozas solicitada por la asociación cultural. Entre otras correcciones, El Cabildo necesitaba pruebas de la posesión ininterrumpida durante 30 años de cada una de las chozas por sus propietarios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios