Playa vacía y con bandera roja en la zona de la Guirra, en El Castillo, en el municipio de Antigua. / Javier Melián / acfi Press

Fuerteventura espera, en calma y preparada, el paso de la tormenta tropical

Hermine no se dejó sentir ayer, sábado, salvo por el cielo nublado y una lluvia fina. Todo preparado para los 40 litros previstos para hoy

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Fuerteventura se prepara para las previsiones de 40 litros por metros cuadrado de hoy, domingo, sobre todo el Cabildo y los ayuntamientos que han suspendidos fiestas, competiciones deportivas y temporada de caza. Este sábado, la tormenta tropical sólo trajo cielos nublados, ausencia de viento y una lluvia fina que apenas mojaba el suelo, pero que vació lugares públicos y playas.

Desde el viernes, y ante la declaración de alerta máxima en los cauces de barrancos, los ayuntamientos abrieron las desembocaduras de los barrancos al llegar al mar. Es el caso del Ayuntamiento de Pájara que despejó la arena de la playa de Ajuy ante la posible acometida del barranco cuya cuenca se alimenta de los barrancos de Toto, Bárgeda, Pájara, Mesque y hasta del macizo de Betancuria a la altura de Buen Paso y la Madre del Agua. Otro tanto hizo el Ayuntamiento de Antigua en Pozo Negro en previsión de que el paso del agua de lluvia anegara la localidad.

Turistas caminan por la pasarela de las playas artificiales de la Guirra, en el Castillo, en el municipio de Antigua. / Javier melián / Acfi Press

No sólo el Cabildo y los consistorios han suspendido pregones, conciertos, 24 horas de baloncesto y otros actos públicos. El Oasis Wildlife de La Lajita también anunció que cerrará sus puertas ante el paso de Hermine, que espera descargar 40 litros en Fuerteventura.

Instituciones públicas aparte, desde el viernes que empezaron a arreciar los avisos de lluvia, aunque menos intensos que en la provincia de Tenerife, los ciudadanos revisan y pintan techos y en el campo los agricultores revisan caños y preparan las gavias en medio unos de la incredulidad, otros del temor por la posible intensidad de la lluvia y sobre todo del viento, con el que Fuerteventura no mantiene buenas relaciones ante los avisos de tormenta.

El Ayuntamiento de Antigua abre la desembocadura del barranco en Pozo Negro para evitar posibles inundaciones. / Javier Melián / Acfi Press

Desde este viernes también, el Cabildo constituyó el Comité Asesor del Plan de Emergencias Insular que se reunió ayer, sábado, por la tarde. El presidente Sergio Lloret, la vicepresidenta primera, Lola García, el consejero Adargoma Hernández, miembros de las diferentes corporaciones locales, Protección Civil y representantes de la Administración del Estado conforman este comité asesor. Además se invitó a participar a representantes del ejercito por si en caso necesario la intervención de estos fuese necesaria. El objetivo de esta coordinación es ejercer una labor preventiva para evitar posibles riesgos para la población.

El presidente majorero confía en que « pasemos este mal trecho de la mejor forma posible, la lluvia siempre es buena en Fuerteventura» recordó, deseando que la intensidad previsible no ponga en riesgo la seguridad de las personas ni suponga daños materiales, ni mucho personales a la población.