Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 22 de abril
Cabras en la granja de Tesjuate, propiedad del grupo Ganaderos de Fuerteventura. Javier Melián / Acfi Press
Empresas ganaderas de las islas piden blindar las fronteras frente a riesgos sanitarios

Empresas ganaderas de las islas piden blindar las fronteras frente a riesgos sanitarios

Sector primario ·

Desde Fuerteventura, El Hierro, Gran Canaria y Tenerife se solicita apoyo al consejero Narvay Quintero frente a la reanudación de la conexión marítima Puerto del Rosario-Tarfaya

Catalina García

Puerto del Rosario

Miércoles, 21 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La aparición de un solo caso de viruela ovina y caprina en Fuerteventura o en cualquier otra isla supondría el sacrificio de prácticamente todos los ejemplares de cabras y ovejas de la isla donde aparezca el foco, generando una enorme devastación del sector ganadero, además de exponerse a la extinción de las razas autóctonas. Es el principal argumento sanitario -y temor- esgrimido por nueve empresas del sector ganadero de Canarias para expresar al consejero regional Narvay Quintero su rechazo a la reanudación de la conexión marítima Puerto del Rosario-Tarfaya.

Estas empresas productoras de queso erradicadas en Fuerteventura, El Hierro, Gran Canaria y Tenerife parten de la necesidad de «blindar nuestra frontera ante el posible destrozo del sector primario, no sólo en Fuerteventura sino en toda Canarias, debido al tránsito de mercancías y vehículos que habitualmente opera en Canarias por su naturaleza insular». Ni siquiera el reforzamiento de las medidas de control sanitario en los Puntos de Inspección Fronteriza (PIF) eximiría al sector primario de los riesgos de epidemia, puesto que existe «una ingente cantidad de plagas que están entrado por los PIF actuales como el picudo rojo que ha dañado de forma importante los palmerales canarios, la cochinilla mejicana, ya catalogada como plaga por varias islas del archipiélago, mermando las tuneras de las islas, o la polilla guatemalteca, que ataca los cultivos de papas en Canarias hasta el punto de acabar con su exportación de a los mercados nacionales. Todos estos son ejemplos claros de que los PIF no impiden la entrada ni de plagas ni de patógenos».

El grupo Ganaderos de Fuerteventura, Quesos San Mateo (Gran Canaria), la cooperativa Ganaderos de El Hierro, Quesería Benijos (Tenerife) y Quesos Flor de Valsequillo (Gran Canaria) son algunas de las empresas del sector ganadero canario que muestran su «gran preocupación y desasosiego» ante la reapertura de la línea con Tarfaya mediante buques de carga rodada. «Además, nos preocupa más si cabe las declaraciones manifestadas por los presidentes insulares y el Gobierno regional a favor de la línea sin una reflexión profunda, ni analizando el impacto que va a acarrear esta línea a la sociedad en su conjunto y a los sectores que va a afectar».

Las empresas solicitan al responsable regional «el apoyo dada la grave situación que se nos presenta con la apertura de esta conexión» y aseguran valorar la conectividad marítima, aérea y terrestre, «pero hay que sopesar también el impacto que generarían en el territorio, su biodiversidad y su tejido productivo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios