El hotel Oliva Beach, en Corralejo. / JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS

De Corralejo a Bruselas: el Parlamento Europeo escucha a las 400 familias del hotel Oliva Beach

La comisión de peticiones admite la queja de los trabajadores y pide a la Comisión Europea que lleve a cabo una investigación preliminar

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

El Parlamento Europeo en Bruselas ya escucha las quejas de las 400 familias del hotel Oliva Beach de Corralejo, en La Oliva. Según el documento firmado el pasado 20 de julio por la presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, a la que ha tenido acceso Canarias7, pide a la Comisión Europea que abra una investigación preliminar sobre este asunto, por estar dentro de los ámbitos de actuación de la Unión Europea.

Los representantes de los trabajadores Olegario Umpiérrez y Adrián Fernández, asesorados por el abogado majorero Dennis Miranda Wallace, denuncian una posible vulneración del derecho a la buena administración, y al derecho a la salud y seguridad en el trabajo, por el retraso en la concesión de la licencia de reforma.

En la queja presentada ante el Parlamento Europeo, y ahora admitida a trámite, se denuncia que «la solicitud de reforma es una exigencia de los turoperadores y del comité de empresa del hotel dado el estado obsoleto de nuestro centro de trabajo con más de 45 años». También anuncian que, «con el paso del tiempo, nos veamos abocados al desempleo ante la insostenible situación en la que ha colocado la Administración española a nuestra empresa durante los últimos tres años».

Los representantes de los trabajadores consideran un «contrasentido» que mientras la UE vaya a destinar «750.000 millones de euros para sacarnos de una crisis», la Administración española «boicotee una industria fundamental para mantener puestos de trabajo».

Los representantes de los trabajadores también han hecho llegar al Parlamento Europeo el impacto socioeconómico del hotel reflejado en el informe de la socióloga majorera Vanessa Hernández, y esperan poder desplazarse a Bruselas a exponer sus argumentos en la Eurocámara.