Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
La instalación del cartel y el vallado dentro del BIC de la Casa del Inglés están en tela de juicio. Javier Melián / Acfi press
La compra de la Casa del Inglés se realizó «bajo la tutela del Juzgado»

La compra de la Casa del Inglés se realizó «bajo la tutela del Juzgado»

Rayco León, consejero de Patrimonio Histórico, no entiende que «si una familia se consideraba propietaria del inmueble, cómo no lo manifestaron durante el proceso». El expediente de adquisición del edificio del siglo XVIII data de 2019 con el fin de frenar su deterioro. Cualquier intervención u obra en el área de protección de un BIC, como es el caso del vallado y colocación del cartel, requiere de permisos

Catalina García

Puerto del Rosario

Miércoles, 2 de febrero 2022, 12:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La compra de la Casa del Inglés, en La Oliva, por el Cabildo de Fuerteventura se realizó «bajo la tutela del Juzgado». Rayco León, consejero de Patrimonio Histórico, da fe de la legalidad de la adquisición y de la propiedad de esta casona del siglo XVIII que ahora reclaman los hermanos del exalcalde Domingo González Arroyo.

El responsable insular de Patrimonio Histórico añade que «estamos seguros del procedimiento que se ha seguido para la adquisición después de tantos años». El expediente de compra por 319.398 euros de la Casa del Inglés se inició en 2019 y se culminó en diciembre de 2021 con el objetivo primordial de proteger el inmueble catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2005 y de frenar su ruina.

«Es una auténtica lástima que el inmueble esté en ese estado ruinoso y de absoluto abandono, y más aún que sus propietarios no hicieran nada por conservarlo», añade Rayco León. Habida cuenta de que el expediente de compra data de 2019, Patrimonio Histórico no entiende que «si una familia se consideraba propietaria del inmueble, cómo no lo manifestaron durante el proceso».

Vallar y colocar cartel en un BIC

Este fin de semana, la familia González Arroyo valló, puso candado y colocó un cartel proclamando que son herederos de la Casa del Inglés por compra de su padre Ramón González Brito en 1933 ante notario en Arrecife por un valor de mil pesetas. En octubre de 2021, tres bermanos del exalcalde de La Oliva remitieron un escrito al área de Gestión del Bienes del Cabildo para aclarar que eran los legítimos dueñols en virtud de la aceptación de la herencia de su progenitor, aunque no tienen la casona y el terreno inscritos en el Registro de la Propiedad.

En tela de juicio no está sólo la propiedad del edificio sino que la familia haya tomado la decisión de vallar y colocar el cartel, primero invadiendo parte de la zona de influencia de la carretera general, pero sobre todo haciéndolo dentro de un BIC.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios