Burbuja volcánica del Valle de la Cueva. / TAREK ODE

No es un catálogo, es una mirada fotográfica sobre la herencia cultural de los mahos

El Servicio de Patrimonio Cultural del Cabildo publica un libro elaborado por la empresa Arenisca. Las imágenes las firma Tarek Ode

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

La herencia casi siempre en piedra de los pobladores preeuropeos copa las paginas de 'La cultura Maho de Fuerteventura, una mirada a través de la fotografía'. La Consejería de Cultura, a través del Servicio de Patrimonio Cultural, publica este trabajo encargado a la empresa Arenisca con fotos de Tarek Ode y textos de los arqueólogos Derque Castellano y Rosa López.

Los grabados naviformes del barranco de Tinojay y de Montaña Blanca, el halo de misterio de la Cueva de las Brujas en Tindaya, el frescor de siglos de la burbuja volcánica del poblado prehispánico del Valle de la Cueva o las piedras entongadas de la montaña de la Fortaleza se difunden de manera accesible y visual. Son algunos de los 700 yacimientos inventariados en su mayoría en la Carta Arqueológica Insular y de los que hace eco la publicación que recoge pinceladas de los modos de vida y lugares elegidos por las primeras poblaciones que arriban a la isla procedentes del norte de África, presumiblemente entorno al cambio de era.

Grabado naviforme, en el barranco de Tinojay. / Tarek Ode

«Muchos de estos lugares contienen un alto significado místico o simbólico, como los espacios de montaña donde se localizan mensajes grabados en piedra que se nos muestran como potentes testigos culturales», detalla Rayco León, consejero de área. La publicación no es un catálogo o inventario de yacimientos arqueológicos, «si no que se han seleccionado algunos de los yacimientos arqueológicos más conocidos o con mayor entidad, con la que consigue una imagen bocetada de la isla durante el periodo preeuropeo».

También se han incluido algunos de los resultados más recientes fruto de la actividad arqueológica en la isla y que han aportan nuevos datos acerca de su dieta o de la gestión de los diferentes recursos económicos. Por ejemplo, figuran excavaciones arqueológicas realizadas precisamente por la empresa especializada Arenisca en la Cueva de Punta de los Caletones en el municipio de Betancuria, donde se constató que era un lugar de procesado de marisco, sobre todo mejillones, datando su funcionamiento al menos entre los siglos XII-XIII después de la era.

Estructuras prehispánicas en la montaña de la Fortaleza. / Tarek Ode

La nueva publicación se hace eco de los resultados alcanzados en las excavaciones arqueológicas de la Cueva de Villaverde, donde han sido halladas las primeras semillas aborígenes de la isla «y por ende la constatación de la existencia de una actividad agrícola preeuropea».

El relato de la cultura y la vida de los mahos se acompaña de imágenes «poderosas por su calidad y espectacularidad que le confieren unas características idóneas como herramienta de divulgación de parte nuestro patrimonio cultural», afirma León.