Rayco León, consejero de Cultura, y Juan Miguel Cubas, escultor majorero. / C7

Cabra: al viento, pero sin ubicación

La Consejería de Cultura recepciona la obra de ocho metros en acero cortén del artista Juan Miguel Cubas

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

El Cabildo de Fuerteventura ha recibido la obra escultórica 'Cabra al viento' del escultor Juan Miguel Cubas, aunque aún no tiene ubicación. La localización que se baraja es un entorno no urbano, preferentemente en un lugar emblemático de Fuerteventura.

La Consejería de Cultura encargó la obra a este importante artista majorero, que trabajó durante años para obtener como resultado una obra en acero cortén de grandes dimensiones que simboliza la cultura e identidad majoreras.

La obra realza la imagen de la cabra como raza autóctona, significando la importancia que ha tenido este animal en la supervivencia de los majoreros y majoreras en una isla semidesértica y con condiciones atmosféricas extremas. Con ocho metros de altura, Juan Miguel Cubas ha utilizado para su elaboración materiales resistentes a la climatología de la Isla y que aguanten a la vez la oxidación, como el acero cortén.

De vocación autodidacta, Juan Miguel Cubas comenzó con quince años a dibujar óleos con paisajes de la Isla y a practicar la soldadura en metal. Con treinta años se inicia en el mundo de la escultura y poco a poco sus obras fueron instalándose en todo el territorio insular, con esculturas como 'Homenaje al pastor', 'Homenaje a la Lucha Canaria', 'Homenaje a la Mujer del Campo', 'El Timple' o la obra monumental dedicada al peregrinaje, junto al escultor Amancio González. Su obra ha traspasado fronteras, con una pieza para el museo de granito de Saint Michel de Montjoie o la realización de obras escultóricas para la ciudad francesa de La Garde, además de participar en simposios en Normandía y Chipre.