Los dos catamaranes de las navieras Armas y Fred. Olsen arribaron ayer por la tarde casi al mismo tiempo con los primeros visitantes de Gran Canaria. / JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS

En autocaravana y rumbo a la playita

El Cotillo, Jandía, Corralejo y otra vez El Cotillo: los destinos de los visitantes canarios dejan claro que la Semana Santa se pasa mejor a la orilla del mar

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

Una Semana Santa más, el muelle de Morro Jable es el lugar a donde arriban desde ayer los visitantes procedentes del puerto de Las Palmas de Gran Canaria que iniciarán una feliz peregrinación a finalizar en una playa, mejor Corralejo, El Cotillo o una cala cualquiera de Jandía, o mejor en todas si se viene en autocaravana. Durante estas vacaciones, las navieras Armas y Fred. Olsen han puesto a la venta 700.000 plazas en sus ferrys para toda Canarias, un 14% más que en 201, y han duplicado sus frecuencias.

El refuerzo de las navieras se refleja en que, en el caso de la naviera Armas, pondrá el domingo, día 17, en la operación regreso cuatro ferrys desde Morro Jable a Gran Canaria, cuando lo habitual en esta fecha son dos. También Fred. Olsen ha reforzado la ruta con un 50% más de plazas que cualquier otra semana, según indican fuentes de ambas compañías.

Estas vacaciones se reafirma un años más que Fuerteventura es la isla estrella para pasar las vacaciones por parte del turismo canario. El perfil de estos visitantes ha variado: antes venían con caravanas que aparcaban en las playas de acampada permitidas y ahora viajan a bordo de autocaravanas, que además permiten ir de un lado para otro: un día, ver atardecer en Piedra Playa, en El Cotillo, y a la jornada siguiente descansar en la marisma de Playa La Barca, en Jandía, sin olvidarse del encanto de una mañana entre las calles vetustas de Betancuria o de que las cuevas de Ajuy se pueden recorrer a cualquier hora.

Un chico con la caña de pescar en la mano, al bajarse de los catarmaranes ayer por la tarde en Morro Jable. / javier melián / acfi press

Otros visitantes canarios optan por alquilar una villa en El Castillo, Lajares, Villaverde o en el mismo Corralejo, preferentemente con piscina. Las reservas de este tipo de alquiler vacacional están agotadas desde hace meses, sobre todo las del municipio de La Oliva. El más tradicional alquiler de un apartamento también es una buena manera de descansar, sobre todo en los enclaves más turísticos como El Cotillo y Morro Jable.

Jessica de León, consejera de Turismo del Cabildo, confirma que una gran parte de este turismo local se dirige el norte de Fuerteventura, pero también eligen el sur por la cercanía al puerto de Morro Jable. «Y no podemos obviar que muchos vienen en autocaravana, por lo que este turista en general va a la playa y da igual dónde esté la playa. Por eso, durante los últimos diez años, hemos debatido sobre el persistente problema de las acamapadas en la isla: al residente que también quiere disfrutar de estos días en contacto con la naturaleza, se le suma el visitante».

En términos generales, la tasa de ocupación de cara a esta Semana Santa está en torno al 84%, «con previsión de que muchos establecimientos estén al 100% de ocupación en los días centrales de estas vacaciones». Aparte de los visitantes canarios, el turista es nacional, mienras que el mercado alemán e inglés se ha ralentizado en cuanto a las reservas, «pero no parado».