Los tres africanos, en el timón del petrolero. / atlas

España revisa el caso de los polizones nigerianos y admite a trámite el asilo

Se espera que los dos polizones cuyo caso ha sido admitido a trámite pasen a un recurso de la red de acogida humanitaria desde las dependencias policiales

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El Ministerio del Interior ha notificado esta noche a la Comisión Española de Ayuda al refugiado (CEAR) que reconsidera su decisión sobre los ciudadanos nigerianos que llegaron a Gran Canaria como polizones en el timón de un petrolero y admite a trámite su solicitud de asilo.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno y CEAR, el cambio de criterio en el reexamen del caso se ha comunicado a los dos solicitantes cuyo expediente estaba más avanzado apenas unas horas después de que se denegara en primera instancia el asilo a los tres.

En cuanto al tercer solicitante, el reexamen de su petición está programado para el miércoles. Caminando Fronteras y el Secretariado Diocesano de Migraciones, los dos organismos que les ofrecen asesoramiento jurídico, confían en obtener una admisión en iguales términos.

Se espera que los dos polizones cuyo caso ha sido admitido a trámite pasen a un recurso de la red de acogida humanitaria desde las dependencias policiales.

Este cambio de criterio se produce unas horas después de conocerse que España había denegado el asilo a los tres nigerianos que sobrevivieron a una travesía de once días como polizones sobre el timón de un petrolero por considerar que ninguno respondía al perfil previsto en la legislación sobre protección internacional.

El Gobierno ya avisaba de que la respuesta no era definitiva, sino que el caso estaba pendiente de reexamen y, además, se había recibido un ofrecimiento formal de acogida por parte de un Estado europeo.

Además, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ya sugería abrir la vía de un acogimiento por razones humanitarias al menos para uno de ellos, por su vulnerabilidad y estado de salud.

En los informes que ha presentado sobre las tres demandas de asilo, Acnur comparte que no se trata de candidatos al asilo en sentido estricto, pero recomienda valorar una acogida humanitaria al único de los tres que hasta ahora ha pedido beneficiarse de esa figura, el que demandó asilo desde el hospital.

Acnur recuerda a España que la jurisprudencia del Tribunal Supremo en supuestos como éste le obliga a ser «proactiva» al examinar las circunstancias especiales a las que se refiere el artículo 46.3 de la ley del Derecho de Asilo, el que habilita la excepción humanitaria.

Acnur subraya que es algo que los letrados de la ONG Caminando Fronteras y el Secretariado de Migraciones del Obispado de Canarias han planteado en nombre del ciudadano nigeriano al que representan, por lo que aconseja al Gobierno español adoptar «incluso de oficio» un trato «diferenciado» a este solicitante, «adecuado a sus circunstancias de especial vulnerabilidad».

En su alegato sobre la situación de su representado, las dos organizaciones sociales subrayan que aún presenta un «agotamiento emocional extremo» y que tuvo que comparecer ante la Policía para explicar su demanda de asilo apenas día y medio después de haber recibido el alta médica, «sin tiempo para procesar lo vivido», sin haber recibido atención psicológica y todavía con vómitos, mareos y otras secuelas de la deshidratación y la ingesta de agua de mar.

Tanto Caminando Fronteras como CEAR han reiterado que ninguno de los tres se conocía antes de emprender el viaje, que no hay ningún parentesco entre ellos y que manifiestan que se subieron al petrolero Alithini II en el puerto de Lagos sin saber a dónde iba ni cuántos días duraría la travesía