Borrar
Imagen de archivo de clientes en un comercio ubicado en un centro comercial de la capital grancanaria. Arcadio Suárez
Las diferencias entre el Gobierno y el sector frenan la nueva ley de comercio

Las diferencias entre el Gobierno y el sector frenan la nueva ley de comercio

La ampliación de 10 a 12 días festivos es una de las medidas que más discrepancias ha levantado entre los agentes comerciales

Sara Toj

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 31 de marzo 2024, 23:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la pasada legislatura del Gobierno de Canarias, con Yaiza Castilla como consejera de Turismo, Industria y Comercio, se preparó un borrador para modificar la ley de comercio canaria de 2012. En aquel momento, el texto recogía una serie de medidas legislativas que el Ejecutivo entendía como «inaplazables», entre ellas, la de ampliar hasta 12 los domingos y festivos que los comercios pueden abrir, que en la actualidad en las islas son 10 y para los que el máximo a nivel nacional son 16.

Sin embargo, las propuestas crearon controversia entre los diferentes componentes del sector y, a día de hoy, ese texto está paralizado. No obstante, todos tienen claro que «es necesario actualizar la ley» para adaptarla a los cambios que se han producido en el tejido comercial, como así lo asegura el actual director general de Comercio y Consumo, y que también lo era con anterioridad, David Mille.

Por todo ello, considera que «han de ser los sectores los que formulen las propuestas de modificación legislativa». Así, la dirección general ha convocado al Observatorio de Comercio de Canarias el próximo miércoles, 3 de abril, para poner sobre la mesa los aspectos que sean necesarios y aquellos para los que, cuando se presentó el texto borrador durante el anterior Gobierno, «no hubo consenso entre los sectores».

Sin embargo, fuentes del sector comercial no son optimistas y creen que «la nueva ley de comercio no va a salir adelante», porque, opinan, «no se van a lograr acuerdos».

Otra de las cuestiones que despierta discrepancias es la concesión de las licencias comerciales. En este caso, la ley de 2012 «establece que se requieren una serie de informes sectoriales», de los que se hacen cargo instituciones como cabildos o ayuntamientos, por lo que se buscará «simplificar esos trámites». Sin embargo, desde el sector comercial consideran que esta medida no saldrá adelante, sobre todo desde el punto de vista de los supermercados, porque creen que «hay inestabilidad política en los cabildos».

Con este escenario, tras la reunión del 3 abril se dará a los sectores representados en el observatorio un plazo para que se formulen propuestas, se creará un grupo de trabajo y se caminará.

Mille: «No vamos a legislar en contra del sector comercial»

El director general de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias, David Mille, considera que la ley actual de Comercio, vigente desde 2012, tiene una serie de «problemas» que han de solucionar. No obstante, desde la dirección prefieren apartarse y escuchar las propuestas de las confederaciones sindicales, de los trabajadores y del resto de agentes representados en el Observatorio de Comercio de Canaria, dejando así la pelota sobre el tejado de los mismos. «No vamos a legislar en contra del sector comercial», asegura tajante Mille.

Sin embargo, el director general aprovecha para resaltar las cuestiones que, bajo su criterio, tendrían que tratarse en las negociaciones que comenzarán el 3 de abril.

«Regular el concepto de zona comercial abierta. Actualmente la dirección general basa prácticamente todos sus programas de gestión y de ayudas a ese concepto, que no está incluido en la ley», apunta Mille. Por otro lado, respecto a la necesidad o no de ampliar los domingos y festivos de apertura, Mille comenta que, en su momento, «se le planteó al sector la posibilidad de valorar el aumento de días con una auditoría o un informe externo que determinara los beneficios y los agentes entendían que con el número actual ya era suficiente».

El comercio minorista tiene que competir ante los gigantes del sector y, para ello, el Gobierno de Canarias incluye en esta ley que se pretende modificar «su impulso en todos los programas y proyectos que la dirección general de comercio ejecuta cada año en sus presupuestos», como comenta Mille.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, las ventas de este comercio aumentaron un 7,3% en las islas en 2023 con respecto al año anterior. Este indicador posiciona a las islas como la cuarta comunidad en la que más subieron las ventas, por detrás de Baleares, Madrid y Valencia. Con la aparente buena marcha del comercio minorista, no se tiene entre las previsiones el modificar legislativamente aspectos relacionados con el tema, ya que «todos los programas van encaminados al desarrollo de los espacios tradicionales de venta en Canarias».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios