Torres, preside la reunión de coordinación en la sala del 1112 por la tormenta hermine que afecta a Canarias. / C7

Avisos rojos este domingo en El Hierro, La Palma y Gran Canaria

El Gobierno canario informó sobre la situación en el archipiélago tras una reunión de coordinación con el 112 Canarias

EFE Las Palmas de Gran Canaria

La tormenta tropical Hermine, que en las próximas horas se debilitará convirtiéndose en depresión tropical, dejará intensas precipitaciones entre mañana y el lunes en Canarias, mientras que este sábado ha provocado un centenar de incidencias con una lluvia que ha caído de forma constante y sostenida.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y los técnicos David Morales, de la Aemet, y Marta Moreno, de Protección Civil, han señalado que por ahora se está «cumpliendo el guión» y hoy se han registrado lluvias débiles, situación que será muy distinta a la de mañana, cuando la tormenta tropical esté más cerca de Canarias.

Lo que sí se ha descartado es que el núcleo de Hermine pase por encima de Canarias lo que, en opinión de Torres, es una buena noticia pero no impedirá que el domingo y en la madrugada del lunes caiga más lluvia de lo previsto inicialmente.

Han recordado los avisos rojos para mañana en las islas de El Hierro, en el este de La Palma y en el suroeste de Gran Canaria mientras que el resto de Archipiélago permanecerá en aviso naranja.

Ángel Víctor Torres ha señalado que es una buena noticia es que Hermine empieza a dirigirse hacia el oeste, en dirección al océano, con lo que su núcleo no estará sobre el archipiélago.

El presidente de Canarias ha apuntado que a partir del lunes por la tarde la tormenta tropical podría dejar de afectar a Canarias, pero, ha recordado, la mayor cercanía del núcleo de la tormenta con el archipiélago será a partir de las 23 horas de mañana, domingo, y hasta las 11 horas del lunes.

Ese será previsiblemente el periodo de lluvias más intensas, tras una jornada, la de este sábado, que ha llovido más en las zonas altas de La Palma y Tenerife, y lo ha hecho de forma «sostenida, constante, y no fuerte».

Debido a que se intensificarán las lluvias a partir de las 12.00 horas del domingo y hasta las 24.00 horas de ese día, el nivel de alerta será rojo en El Hierro, el este de La Palma y el sur de Gran Canaria, mientras que en el resto será naranja.

En las zonas de nivel rojo podrían caer hasta 150 litros por metro cuadrado acumulado, ha declarado el presidente de Canarias, quien ha destacado que no se han producido daños personales.

También se ha referido a la situación de los ocho aeropuertos del archipiélago canario, y ha subrayado que todos han estado en funcionamiento, si bien el de La Gomera se ha quedado sin las conexiones con Tenerife y Gran Canaria, y se han desviado diez vuelos, fundamentalmente por falta de visibilidad en el Tenerife Norte.

Ángel Víctor Torres ha manifestado asimismo que la Unidad Militar de Emergencia (UME) llegará este sábado a La Palma, y el domingo se desplazarán a El Hierro efectivos de ese cuerpo.

David Suárez, delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Canarias, ha dicho que lo previsible es que Hermine se debilite y se dirija hacia el norte y que baje a depresión tropical, y ha añadido que lo más complicado se producirá desde la tarde del domingo y el lunes.

El martes se espera un aumento de la estabilidad, ha indicado David Suárez, quien ha comentado que los modelos son consistentes.

Marta Moreno, subdirectora de Protección Civil, ha señalado que «el guión se está cumpliendo» y ha recomendado pasar el día en casa.