c7

Canarias pide financiar los medicamentos contra la obesidad

Según la diputada insular, Esther González, la región se encuentra a la cabeza del ranking comunitario en obesidad infantil.

EFE Santa Cruz de Tenerife

El pleno del Parlamento de Canarias ha acordado por unanimidad solicitar al Gobierno regional que inste al Ejecutivo central a que incluya la obesidad en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud y que financie los tratamientos farmacológicos.

Además, la Cámara regional solicita un plan de abordaje y de detección precoz de la obesidad, y al Gobierno de Canarias en concreto le pide que implemente campañas divulgativas sobre hábitos de vida saludable y sobre valores nutricionales en los comedores escolares.

La iniciativa partió del Grupo de Nueva Canarias y fue enmendada por CC, que introdujo la alusión al Ejecutivo regional, y otra de PP, que fue rechazada por la parte proponente.

Esther González (Nueva Canarias) ha vuelto a poner sobre la mesa las cifras de obesidad y sobrepeso en Canarias, sobre todo en edad infantil, donde está en la cabeza del ránking de comunidades autónomas, con sendos índices del 19,9% y el 22,1%.

González ha recalcado que la obesidad «no es un problema exclusivamente de estilos de vida o hábitos de consumo» y que en Canarias hay un porcentaje de casos asociados a situaciones de pobreza.

Cree que «no se le da la relevancia que tiene» y que «más vale prevenir que curar», primero para tener una población más saludable y segundo, para evitar un «tsunami de gasto sanitario difícil de asumir».

El diputado del Grupo Nacionalista José Alberto Díaz Estébanez ha hecho hincapié en que «la obesidad es una enfermedad, no una opción de vida», y como tal «requiere de tratamiento farmacológico, incluso cirugía llegado el caso».

Y en cuanto al ámbito de competencias de Canarias, ha criticado que el Gobierno regional «se cargó» el programa de fomento de consumo de frutas y verduras puesto en marcha cuando gobernaba CC.

Miguel Ángel Ponce (PP) ha lamentado que «por politiqueo» se rechace la enmienda presentada a la proposición de ley original, pues proponía la creación de equipos multidisciplinares y dar prioridad a los casos de obesidad mórbida, lo que no ve como una injerencia sobre el trabajo del Servicio Canario de la Salud.

En todo caso, ha apoyado la iniciativa de Nueva Canarias por cuanto la obesidad tiene una amplia repercusión en la salud: diabetes, hipertensión, apnea del sueño, hígado graso y enfermedades cardiovasculares, y además aumenta «de forma espectacular» la gravedad de los contagios por covid-19.

Por eso, defiende su inclusión en la cartera de servicios comunes y la financiación de fármacos cuyo coste puede rondar entre los 200 y los 300 euros, pero acaba siendo «efectivo».

María del Río (Sí Podemos Canarias) y Marcos Francisco Hernández (Grupo Socialista) han coincidido en señalar que en la cartera de servicios ya se incluyen varias patologías asociadas a la obesidad, e incluso ésta en el ámbito de la Atención Primaria.

También han coincidido en pedir «mucho cuidado» con la farmacología, que según Del Río hay que dejar «en el último lugar» en cuanto a las prioridades a la hora de abordar y prevenir la obesidad.

Hernández ha apuntado que algunos de los medicamentos para la obesidad «han sido probados y retirados», y en todo caso, ha añadido, están «asociados inexorablemente a dietas hipocalóricas y a la actividad física. La medicación por sí sola no tiene el efecto deseado».

Melodie Mendoza (ASG) ha dicho que le pone «nerviosa» abordar en repetidas ocasiones el tema de la obesidad pero «no se toman medidas contundentes», y ha añadido que el problema es «de tal gravedad» que se ha de actuar «acorde a la realidad», también desde Canarias, cuyo Gobierno debe «ponerse las pilas».

Vidina Espino (Grupo Mixto) ha defendido que hay casos de obesidad que «ya solo se pueden tratar» con fármacos, que son «caros», y que esta enfermedad está «muchas veces ligada a bajos niveles de renta», por lo que ha llamado al Ejecutivo regional a tomar la iniciativa en cuanto a la financiación de medicamentos.