Borrar
La capilla ardiente de Lorenzo Olarte quedó instalada en Presidencia del Gobierno. Arcadio Suárez

Canarias despide a Lorenzo Olarte

La capilla ardiente quedó instalada este sábado en Presidencia, desde donde saldrá hacia la Iglesia de Santo Domingo y tendrá un entierro íntimo

B. Hernández

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 4 de febrero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Numerosos rostros de la política canaria -de todo color e ideología-, así como ciudadanos anónimos han querido despedirse del expresidente de Canarias, Lorenzo Olarte, recordando no sólo al «gran parlamentario» sino al hombre «cercano y gran trabajador».

Sobre todo, coincidieron en destacar su labor política que resultó decisiva en momentos importantes para la comunidad autónoma, como la creación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) o la defensa del REF o la equiparación salarial de los docentes con los funcionarios.

Olarte (Pontevedra 1932) falleció en la noche del viernes en un centro sanitario de Las Palmas de Gran Canaria y su capilla ardiente quedó instalada este sábado a mediodía en la sede de Presidencia. A las 11.30 del domingo está previsto que salgan sus restos mortales hacia la parroquia de Santo Domingo, en el barrio de Vegueta, donde se celebrará una misa funeral. Posteriormente, el entierro se llevará a cabo en la intimidad familiar.

Capilla ardiente en Presidencia

El féretro llegó a Presidencia sobre las 13.00 horas de este sábado, y en la puerta fue recibido por el jefe del Ejecutivo, Fernando Clavijo, y varios miembros de su Gabinete, además de la familia, encabezada por su viuda, María Lecuona.

Sobre el ataúd quedó desplegada una bandera canaria y el Gran collar de la orden de las Islas Canarias, una distinción que el Gobierno concede a sus expresidentes.

Desde primera hora de la mañana, el salón recibió innumerables coronas de flores de instituciones, particulares y distintas entidades, desde la Unión Deportiva Las Palmas a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Por la noche, la sede de Presidencia quedó iluminada con los colores de la bandera de Canarias. La enseña que preside el edificio ondea a media asta y el Gobierno ha declarado tres días de luto oficial.

En la mañana de este domingo está previsto que acudan a presentar sus respetos los expresidentes Manuel Hermoso, Paulino Rivero y Román Rodríguez, así como el ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres.

Mensaje de los reyes

Los reyes Felipe y Letizia hicieron llegar este sábado al presidente de Canarias, Fernando Clavijo, un mensaje expresando sus condolencias por la muerte de Lorenzo Olarte. El texto manifiesta «nuestro más sincero pésame, así como nuestro apoyo y cercanía para su familia y amigos».

Al recordarle, continúa la misiva de los monarcas, «reconocemos y agradecemos su compromiso y entrega a lo largo de su carrera política y parlamentaria, siempre con espíritu de consenso y con profunda vocación de servicio al pueblo de Canarias y a España».

Larga trayectoria

La larga trayectoria política de Olarte le llevó a conocer practicamente todas las instituciones, pero sobre todo, mantuvo una estrecha relación con el presidente de España, Adolfo Suárez, de quien fue asesor. Previamente, ocupó la Presidencia del Cabildo de Gran Canaria entre 1974 y 1979 y fue procurador en Cortes desde 1974 hasta 1977. Fundador, junto a Fernando Bergasa, del partido Unión Canaria, en 1977 se integró en la Unión de Centro Democrático (UCD) .

En su historial político destaca su etapa como diputado por Las Palmas en el Congreso (1979-1982 y 1993-1995), diputado por Gran Canaria en el Parlamento de Canarias (1983-2003), vicepresidente y consejero de Presidencia del Gobierno de Canarias (1987-1988). Tras ser presidente del Gobierno (1988-1991) ocupó la Vicepresidencia y fue consejero de Turismo entre los años 1995 y 1999.

Un político fundamental

El presidente del Gobierno, Fernando Clavijo destacó que Lorenzo Olarte fue una figura «fundamental en la transición y en la creación» de la comunidad autónoma. A pesar de que su muerte era esperada después del empeoramiento de su salud en la última semana, su fallecimiento «genera tristeza», dijo.

Además, destacó que «en poco espacio de tiempo se nos han idodos de los grandes», en referencia también a Jerónimo Saavedra. Recordó que la primera vez que se habló en España del artículo 155 de la Constitución lo hizo Lorenzo Olarte «en su defensa de Canarias ante el Gobierno de Felipe González».

Igualmente, destacó el papel decisivo que tuvo en la creación de la ULPGC. Clavijo lo definió como «un hombre entrañable» quien en sus últimas conversaciones seguía manteniendo una «mente perfecta y gran capacidad de análisis».

Su figura, dijo, «debe servir de ejemplo porque hoy, que la política es una bronca perpetua, tanto Olarte como Saavedra tuvieron la capacidad de llegar a acuerdos y dialogar a pesar de la diferencia de los discursos».

También el diputado del PP Carlos Ester destacó la figura de Lorenzo Olarte no solo como impulsor de la universidad grancanaria sino por su trabajo de promoción del Turismo. En su opinión, «se pierde una figura que han marcado parte de la historia de Canarias».

Desde su etapa en Unión Canaria primero y con UCD después le acompañó Enrique Torres Curbelo, que fue director general en dos etapas diferentes. Ayer recordaba a Olarte muy emocionado como «una buena persona que hizo mucho por la gente» y subrayó entre sus logros la homologación salarial de los docentes con los funcionarios de la comunidad.

Entre las personas anónimas que se acercaron a presentar sus respetos a la figura del expresidente estaban Guacimara Hernández y Carmelo Hernández quienes le recordaban como «muy buen político y sobre todo, muy buena persona».

Magnífico parlamentario

El exfiscal general del Estado, Eligio Hernández, y el exdirigente de izquierdas, Antonio González Viéitez, coincidieron en destacar la figura de Lorenzo Olarte como «gran parlamentario» con una «tremenda capacidad de trabajo». A pesar de las diferencias políticas, manifestaron su gran cariño por el expresidente.

Hernández, muy emocionado, señaló que Olarte era «como mi hermano mayor» y «un amigo entrañable». Destacó la enorme capacidad de trabajo que tenía e hizo hincapié en su valía como jurista.

La actividad política, dijo, «le ensombreció como abogado» y apostilló que si solo se hubiera dedicado a la Abogacía «hubieran tenido que cerrar todos los despachos de Las Palmas de Gran Canaria».

En su vida, apuntó, «solo cometió un error, no ocuparse de sí mismo». Como político, lo calificó de «sagaz, intuitivo, inteligente, capaz de absorber cualquier problema y de una rapidez mental tremenda».

Por su parte, Antonio González Viéitez relató que su primer recuerdo de Lorenzo Olarte es de la Junta democrática. «Nosotros estábamos haciendo antifranquismo desde fuera y él estaba haciendo antifranquismo desde dentro, apoyándonos y dándonos espacio político».

Elogió su figura indicando que «en la creación de la Universidad, se portó como un campeón y en la defensa del REF demostró que era un canario de pro». A pesar de las diferencias políticas, Viéitez indicó que le tenía un «tremendo respeto y un tremendo cariño» a este «magnífico parlamentario, muy simpático y con una sorna del demonio».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios