José Miguel Bravo de Laguna, portavoz de UxGC en el Cabildo grancanario. / C7

Bravo de Laguna subraya que no hay anclaje jurídico para una Reserva balear

El portavoz de UxGC en el Cabildo grancanaria presenta una moción para que se rechace la medida planteada por el Gobierno de Sánchez

CANARIAS7

José Miguel Bravo de Laguna, portavoz de Unidos por Gran Canaria en el Cabildo grancanario, sostiene que no hay sostén jurídico, ni tampoco histórico, para defender que Baleares pueda contar con una figura equiparable a la Reserva de Inversiones para Canarias (RIC).

Esa figura ha sido introducida en el proyecto de ley de Presupuestos de Estado para 2023, con críticas de los partidos de la oposición en Canarias a la misma.

UxGC ha presentado en el Cabildo de Gran Canaria una moción para debatir en el pleno de mes en la que se pide precisamente el rechazo de la corporación insular a esa Reserva de Inversiones para Baleares.

Según José Miguel Bravo de Laguna, si se crease esa Reserva balear, estaríamos ante « una profunda injusticia».

En opinión del fundador de UxGC, se está confundiendo «el hecho insular, que Baleares también tiene, con la lejanía y la ultraperificidad, que son propios de Canarias. Estos dos últimos dan el estatus de región ultraperiférica, que Europa solo tiene reconocido para Canarias en el caso de España», y que permiten un trato fiscal singular.

«Dar una Reserva de Inversiones a Baleares», agregó, «no es lógico. No nos oponemos a que se conceda la subvención al transporte, porque eso sí atiende al hecho insular. Sin embargo, un régimen fiscal solo lo tienen reconocidos en España el País Vasco por sus fueros y Canarias, cuyo origen está en los propios Reyes Católicos, cuando tomaron medidas fiscales para evitar el despoblamiento de las islas, medida que luego extendió en el tiempo Juana la Loca. En Baleares jamás tuvieron un régimen fiscal especial», subrayó el portavoz de Unidos por Gran Canaria en el Cabildo.

José Miguel Bravo de Laguna recordó que cuando se aprobó en 1972 la ley del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, una de las medidas «fue que la deducción del Fondo de Previsión de Inversiones en Canarias fuera del 90%, cuarenta puntos más que en el resto del Estado, y solo por diez años. En el año 82 tocaba finalizar esa ventaja fiscal y en la península se cambió la deducción en la base por la deducción en la cuota. Como diputado de la Unión de Centro de Democrático que era, pacté con José Borrell, entonces en Presupuestos, en el Ministerio de Hacienda, presentar una enmienda para mantener año a año aquella ventaja fiscal. Baleares ni se lo planteó. Eso se fue prorrogando hasta que en el año 1991, en el marco de la armonización fiscal tras entrar España en la Unión Europea, se creó la figura de la Reserva para Inversiones en Canarias. Baleares nunca tuvo que ver con la RIC, que se dio a Canarias para compensar la lejanía y la insularidad. Ahora, la sorpresa», concluye José Miguel Bravo de Laguna, « es que se quiera dar a Baleares, con una de las rentas per cápita más altas del Estado, un incentivo que no tiene justificación» y que, además de las quejas de Canarias, puede generar agravios con otras autonomías.