Borrar
Más que surf. En La Oliva. J.M.
Atardecer en Esquinzo, para toda la vida

Atardecer en Esquinzo, para toda la vida

De senderos, faros y mahos. Las caminatas por paisajes de lavas y por la cultura prehispánica pueden alternarse con la visita a la Entallada u otro faro, para terminar con una puesta de sol

CATALINA GARCÍA / JAVIER MELIÁN (ACFI PRESS)

Miércoles, 17 de marzo 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Museo Arqueológico

Situado en el corazón de la villa histórica de Betancuria, mirando de frente a la iglesia de Santa María y a la derecha a las ruinas del convento de San Buenaventura, el Museo Arqueológico Insular abrió sus puertas el pasado 21 de diciembre. El horario de visitas es de 10.00 a 17.30 horas, de martes a domingo, cerrando los lunes. Parada obligada para los que quieran conocer en profundidad la historia y el modo de vida de los mahos, antiguos habitantes de Fuerteventura, alberga también cuatro exposiciones temporales, uno de ellos sobre su vecino el convento franciscano.

Malpey de la Arena

Entre La Oliva, Lajares y Villaverde, se extienden las casi 900 hectáreas de malpaís -también llamado malpey en Fuerteventura- de Montaña de la Arena. Catalogado como monumento natural, el volcán de 420 metros de altura reina sobre el mar de lavas donde espera un especial ecosistema de flora y fauna característica. En este paisaje volcánico que se formó hace 10.000 años y que se recorre en redondo por un sendero de fácil acceso y mejor recorrido, se encuentran varias cuevas, entre las que se encuentra la Cueva del Diablo, con sus cuernos de lava volcánica.

Faro de la Entallada

El punto más cercano con África (está a 100 kilómetros) está coronado por el faro de la Entallada, situado a seis kilómetros de Las Playitas, en el municipio de Tuineje. Construido en 1953, fue diseñado por el arquitecto Carlos Alcón y consta de una torre con su linterna y tres viviendas iguales que fueron construidas por los presos franquistas con sus peculiares sillares en piedra roja. Situado a 200 metros de altura, desde su mirador se divisa otro monumentos natural, el de los Cuchillos de Vigán. Por su luz, se guían pateras y buques de mercancías.

Poblado de la Atalayita

Es un museo, pero al aire libre y también cuenta la forma de vida de los mahos, los habitantes prehispánicos. Aunque el centro de visitante sólo abre a partir del miércoles, el poblado aborigen está abierto día y noche. El Cabildo ha diseñado un recorrido guiado a través de un código QR. Situado en Pozo Negro, en el municipio de Antigua, ocupa una superficie de 1200 metros y está compuesto por numerosas estructuras en las que se pueden observar varias tipologías. Tras recorrerlo, la lengua de lava termina en la playa de Pozo Negro, donde hay dos restaurantes.

Playa de Esquinzo

Aunque es paraíso de surfistas, estos deportistas por supuesto no tienen la exclusividad de esta playa situada en el municipio de La Oliva, más al sur de El Cotillo y de Piedra Playa. Se accede por una pista de tierra que parte de la torre defensiva de El Cotillo y la duna blanca es atalaya ideal para ver los atardeceres. Menos recomendable es el baño en sus aguas, puesto que tiene la corriente típica de la mar del norte de Fuerteventura. Para los amantes del senderismo, en la playa termina el barranco del mismo nombre que se recorre entre prismas basálticos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios