Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). / Archivo

La renta sí importa en el cumplimiento de los ODS

La España de las dos velocidades emerge en la consecución de las metas de la Agenda 2030 pautada por Naciones Unidas

José A. González
JOSÉ A. GONZÁLEZ Madrid

La tradicional brecha entre norte y sur también queda patente en el cumplimiento de las metas establecidas en la Agenda 2030. La España de las dos velocidades regresa con la implantación de la hoja de ruta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), según el informe de la Sostenibilidad Regional en España 2022 (Observatorio de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible), elaborado por el Consejo General de Economistas de España. Velocidad crucero, al norte; ralentí, al sur.

España es uno de los alumnos aplicados en el cumplimiento y desarrollo de los ODS, según los últimos datos de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (Sustainable Development Solutions Network – SDSN). No es de los más adelantados, ocupa el puesto 16 de los casi doscientos y con una leve mejoría con respecto a la anterior clasificación, ya que sube cuatro peldaños.

Sin embargo, dentro del país, existen importantes diferencias en la aplicación de medidas e incentivos para cumplir con las metas establecidas por Naciones Unidas en la Agenda 2030. «Los desafíos que actualmente marcan el complejo y convulso entorno internacional están suponiendo un freno en algunos de los Objetivos y reclaman la necesaria aplicación de acciones colectivas y coordinadas, a nivel internacional, nacional y local», advierte Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas de España.

«Se constata una distribución muy heterogénea de las CCAA en el contexto nacional, dependiendo del ODS considerado», concluyen los investigadores de la Universidad de Murcia, José Carlos Sánchez de la Vega y Federico Martínez-Carrasco, encargados de realizar el trabajo.

Para su desarrollo, ambos autores han realizado un análisis a partir de 80 indicadores de seguimiento de algunas de las metas que se plantean dentro de cada ODS. Según este cálculos, la Comunidad Foral de Navarra, País Vasco y La Rioja son las regiones con mejor Índice de Desarrollo Sostenible (IDS), a la luz del informe. En cambio, Canarias, Andalucía, Extremadura y Región de Murcia son las regiones que en más ocasiones ocupan las últimas tres posiciones.

Los resultados obtenidos en el análisis evidencian una cierta relación entre consecución de los ODS y nivel económico, dado que cinco de las seis regiones que ocupan los primeros lugares, también ocupan las primeras posiciones en términos de PIB per cápita. Mientras otras cinco de las seis CCAA peor posicionadas en términos de renta, también lo están en términos de desarrollo sostenible. «Sin ser determinante, la consecución de las metas de los ODS será más compleja para aquellos territorios que presenten niveles de renta per cápita y desarrollo económico más bajos, por lo que este reto debe abordarse desde un enfoque global, en el que las acciones y planes se definan desde una perspectiva conjunta y multifactorial», señala Sánchez de la Vega.

El informe considera «urgente» que se pongan en marcha «políticas y acciones efectivas». Los datos de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible señala que España muestra una tendencia positiva en el cumplimiento de los ODS en 15 de los 17 establecidos, además, aseguran que «ocho de ellos se encuentran próximos a llegar a su grado de cumplimiento, lo que refleja los importantes esfuerzos que se están realizando en España», destacan.

 

«La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definen una hoja de ruta esencial en el logro de sociedades más responsables, ambiental y socialmente, y suponen una oportunidad histórica para las Administraciones Públicas a la hora de alinear sus políticas e implementar las acciones o cambios normativos precisos para el logro de las metas propuestas», responde Pich.