Empresario con plantación ecológica. / Román G. Aguilera

Tengo una pequeña empresa, ¿cómo puedo ser más sostenible?

La Cámara de España pone a disposición de los empresarios una herramienta para conocer el nivel de sostenibilidad de sus negocios

José A. González
JOSÉ A. GONZÁLEZ Madrid

España cerró el pasado ejercicio como uno de los alumnos aplicados en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aunque lejos de los más avanzados, según la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN), SDSN Europa y el Instituto de Política Ambiental Europea (IEEP). Un impulso que viene dado de la colaboración público y privada, ya que más del 85% de las empresas españolas afirma estar trabajando en la Agenda 2030. Grandes multinacionales y las firmas del Ibex sacan músculo con sus planes sostenibles y alineados con los ODS de Naciones Unidas.

Pero, ¿y las pymes españolas? «También son sostenibles», responden fuentes de Cepyme, la patronal de las pequeñas y medianas empresas. «Solo que no destinan tanto dinero a comunicarlo», apostillan.

En España, el 95% del tejido empresarial nacional está compuesto por este tipo de compañías. «Las pymes son cada vez más conscientes de la importancia de la sostenibilidad para conseguir que su negocio sea más competitivo», responde Miguel López-Quesada, presidente de la Comisión de Comunicación y Sostenibilidad de la Cámara de España.

Con el paso de los años, el concepto de sostenibilidad ha echado raíces en la sociedad española y también en el mundo empresarial. En este último caso, esta nueva forma de entender el entorno era sinónimo de acciones filantrópicas, pero ahora se ha convertido en un aspecto esencial y un apartado clave en la gobernanza empresarial.

Aunque las empresas que facturan menos de 40 millones de euros, tienen activos por debajo de 20 millones y plantilla inferior a 250 trabajadores no están obligadas por la Ley 11/2018 en materia de información no financiera y diversidad, es cada vez más frecuente que las grandes empresas pidan a las pymes que componen su cadena de valor que justifiquen el cumplimiento de unos estándares mínimos en materia de sostenibilidad ambiental, social y de buen gobierno. «Las pymes se están acercando progresivamente al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas», revela López-Quesada.

Diagnóstico en 5 minutos

Con la llegada de los Fondos Next Generation de la Unión Europea tocando la puerta, la sostenibilidad se plantea como uno de los objetivos empresariales para este ejercicio. «El reto está en que las pequeñas y medianas empresas también lo hagan, viendo la importancia y la preocupación que la sostenibilidad cobra en las empresas y en las diferentes administraciones y sobre todo porque la ayuda comunitaria viene muy ligada a la transición ecológica», detalla el presidente de la Comisión de Comunicación y Sostenibilidad de la Cámara de España.

Un trayecto que no es conocido por la amplia mayoría de empresarios y que «debe incorporarse a la gestión de todas las empresas, independientemente de su tamaño o sector de actividad», destaca López-Quesada.

Por ello, la Comisión de Comunicación y Sostenibilidad de la Cámara de España ha desarrollado una herramienta para acompañar a las pequeñas y medianas firmas para completar los retos relacionados con la sostenibilidad.

El programa se desarrolla en dos fases. En la primera, los expertos de las Cámaras de Comercio hacen un análisis para identificar las posibles mejoras en diferentes áreas relacionadas con la sostenibilidad.

Este diagnóstico es gratuito para la empresa y contempla cuatro aspectos: el cálculo de la huella de carbono para que sepa ser las toneladas de CO2 que genera a la atmósfera y facilitar los compromisos de reducción; un estudio de eficiencia energética y un plan ligado a ello; un informe de la economía circular y la posible adopción de soluciones para combatir la contaminación atmosférica y el calentamiento global y un diagnóstico relacionado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que impactan directamente con el medio ambiente, y así determinar cómo la empresa puede contribuir a la agenda 2030.

En una segunda fase y una vez detectadas las áreas de mejora, proveedores externos a las Cámaras de Comercio realizarán la implantación de las soluciones establecidas en el diagnóstico. Las empresas participantes reciben una ayuda de entre el 40% y el 85% de la inversión realizada sobre un máximo de 7.000 euros y dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentren.

Además de poner a disposición de todas las pymes la herramienta gratuita de autodiagnóstico ya mencionada, la Cámara de Comercio de España ha lanzado un programa con ayudas económicas para incorporar la sostenibilidad como palanca estratégica de crecimiento y competitividad a la gestión de las pymes.

Este programa está dotado con un total de dos millones de euros y ofrece a las pequeñas y medianas empresas ayudas económicas, cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Las empresas participantes podrán recibir una ayuda de entre el 40% y el 85% de la inversión realizada sobre un máximo de 7.000 euros y dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentren. Esto significa que el gasto máximo elegible son esos 7.000 euros y que la pyme debe cofinanciar parte de esa inversión. Además, las empresas tendrán seis meses para llevar a cabo la inversión para la que les ha sido concedida la ayuda.