Borrar
Grupo de K-Pop surcoreano en plena actuación. Reuters
¿K-pop y cambio climático? Dos activistas cuentan cómo cambiaron el paso de Hyundai

¿K-pop y cambio climático? Dos activistas cuentan cómo cambiaron el paso de Hyundai

ODS 13 | Acción por el clima ·

Este género musical mueve millones de seguidores y de dólares en todo el planeta

José A. González

Seúl (Corea del Sur)

Lunes, 17 de junio 2024, 10:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A este lado del planeta, los ecos de los swifties no resuenan tanto. En estas latitudes, el ritmo se mezcla entre el pop, el hip-hop, el R&B y grandes coreografías que se resumen en 4 letras: K-pop. Si no se está familiarizado con ellas le puede sonar a chino, aunque para ser más precisos a coreano. Millones de seguidores se mueven al son de los BTS, Blackpink, EXO, Red Velvet, iKon y las letras de sus canciones se corean más allá de la península coreana

No solo es música, es lo más parecido a una religión o una forma de entender la vida. «Los fans del K-pop nunca renunciamos a las cosas que defendemos, porque el amor es el núcleo de nuestras acciones», explica Nurul Sarifah, activista de Kpop4Planet en Indonesia. Ella junto con Dayeon Lee, surcoreana, se han propuesto que el poder combativo del K-pop se lleve al medioambiente. «Nuestras voces tienen un impacto mucho mayor de lo que imaginábamos», responde Lee.

Protesta de los integrantes de KPop4Climate ante la sede de Hyundai. KPop4Climate

Se estima que el número de kpopers, así se denominan los seguidores de esta cultura, es de 89 millones repartidos en más de cien países y su influencia va más allá de la música. El K-pop da empleo a más de 90.000 personas en Corea del sur y se espera que en 2030 genere 20.000 millones de PIB,lo mismo que toda la economía surcoreana en 1974. De hecho, hasta han modificado leyes para no perjudicar a estos cantantes. Y ahora hasta han cambiado decisiones de grandes empresas. Tan grande como uno de los buques insignia de Corea del Sur: Hyundai.

«El año pasado nos enteramos que firmó un acuerdo con Adaro, una empresa indonesia, para obtener, como ellos dicen, aluminio verde y bajo en carbono», explica Sarifah. Sin embargo, el problema es que la planta de aluminio añadiría una nueva central eléctrica de carbón, «ya que la energía hidroeléctrica sólo estará disponible a partir de 2029», advierte la joven activista.

«El año pasado nos enteramos que firmó un acuerdo con Adaro, una empresa indonesia, para obtener, como ellos dicen, aluminio verde y bajo en carbono»

Nurul Sarifah

Activista de Kpop4Planet en Indonesia

Fundir aluminio requiere enormes cantidades de energía y, cuando se utiliza carbón, se producen grandes volúmenes de emisiones de carbono. «Hyundai se ha comprometido a alcanzar la neutralidad de carbono en 2045, incluida la cadena de suministro. Si obtienen aluminio fabricado a partir de la nueva central eléctrica de carbón, se contradice gravemente su compromiso climático», explica. «Ahí pusimos en marcha la campaña 'Hyundai apaga el carbón'», apostilla Lee.

Así, 11.000 kpoperos fans de BTS, una de las grandes bandas surcoreanas, se unieron para frenar los planes de Hyundai. Una acción coordinada: redes sociales, una carta al presidente, varias coreografías a ritmo de las canciones de la banda y una victoria. «Nueve meses después Hyundai prometió que encontraría fuentes responsables y sostenibles de materiales para su fabricación», celebra Sarifah.

Grupos activistas

Los fans del K-pop son bien conocidos por no rendirse una vez que se comprometen a algo y sus acciones no entienden de fronteras. «Son necesarias más acciones de este tipo para frenar la crisis climática», defiende Nurul Sarifah.

Con apenas tres años de vida, Kpop4Planet ya ha llevado a cabo 8 campañas dirigidas a la industria del K-pop y a empresas, respaldadas por más de 57.000 peticionarios de más de 150 países de todo el mundo. «Tenemos más de 25 embajadores globales, que nos ayudan a concienciar a los fans del K-pop de 10 países como Indonesia, Corea del Sur, España y Estados Unidos», señala Lee.

«Creemos que los fans del K-pop pueden ser una de las voces más fuertes en el movimiento mundial por el clima»

Dayeon Lee

Activista surcoreana de Kpop4planet

Tras el éxito de Hyundai, la armada Kpopera trabaja en acabar con los residuos de la industria musical y también de reducir la huella de los conciertos de sus ídolos. «Son muy estrictos con las contrataciones, pero todavía hay temas por mejorar», apuntan las jóvenes activistas. «Queremos transmitir estos mensajes de firmeza a las empresas y al resto de fans».

Unas reivindicaciones que han llegado incluso hasta los niveles más altos de la diplomacia mundial como la Asamblea General de Naciones Unidas y las cumbres del clima. «Los grupos de K-pop son muy activistas», afirman las portavoces de la iniciativa climática. Las armadas de estos grupos coreanos recaudaron millones de dólares para las víctimas de la crisis climática en Indonesia y consiguieron reforestar un bosque en Gangwon-do (Corea del Sur). «Estos temas siempre han estado presentes y ahora nos hemos juntado para amplificar el mensaje», señala Sarifah. «Creemos que los fans del K-pop pueden ser una de las voces más fuertes en el movimiento mundial por el clima» añade Lee.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios