Borrar
Vivienda que carece de luz eléctrica, iluminada con velas. Reuters
«Un hogar digno es la base de un proyecto vital»

«Un hogar digno es la base de un proyecto vital»

ODS 1 | Fin de la pobreza ·

El 26% de la población de nuestro país está en riesgo de pobreza y/o exclusión social y «no se actúa lo suficiente»

Jueves, 3 de agosto 2023, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Según la Real Academia Española (RAE), un hogar es «una casa o domicilio» en su primera acepción. La segunda señala que es «una familia o grupo de personas emparentadas que viven juntas». «No es únicamente un espacio físico donde individuos o grupos encuentran refugio o seguridad», responde Ousman Umar, fundador de Nasco Feeding Minds. «Trasciende el concepto de una mera vivienda funcional, ya que representa un lugar donde con frecuencia se revela el profundo sentido de arraigo, de pertenencia y de intimidad y conexión emocional con otras personas», añade.

Él, ghanés de origen, sabe a la perfección el significado de esta palabra y la dificultad para tener uno en tu país de nacimiento o en el que te da refugio. «Es muy difícil si eres un inmigrante en la situación en la que llegué yo, que es la situación de otros miles de inmigrantes que vemos cada día en nuestras ciudades», detalla Umar. Este joven africano llegó a España solo con 17 años tras haber recorrido durante años el desierto del Sáhara y ver morir a su amigo.

Su patera llegó a Fuerteventura, de ahí al Centro de Internamiento de Extranjeros en la isla, luego pasó a Málaga y un tren le llevó hasta Barcelona donde pasó varios días y noches en las calles de la capital catalana. Afortunadamente, su historia tiene un final feliz. «Es muy difícil hacerlo en las mismas condiciones que el resto de habitantes y aquí empieza una escalada de desigualdades que traspasa muchas capas de la vida de una persona: la social, la profesional, la económica…».

«Un hogar no es únicamente un espacio físico donde individuos o grupos encuentran refugio o seguridad»

Ousman Umar

Fundador de Nasco Feeding Minds

Tener una vivienda siempre se ha considerado una cuestión de vida o muerte, más allá de la nacionalidad o el origen de la persona. Según datos de la ONU, hay alrededor de 1.800 millones de personas (más del 20% de la población mundial) que carecen de un alojamiento adecuado y esta cifra se prevé que aumente hasta los 3.000 millones de personas en 2030.

De hecho, la vida, como reconocen la Constitución española, la Carta Universal de los Derechos Humanos y el pacto de derechos sociales de la Organización de Naciones Unidas, es inconcebible sin una vivienda. «Es fundamental en la prevención de la exclusión social porque no solo nos da estabilidad y seguridad», explica Umar.

En 2022, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE, España atendió a un total de 28.552 personas sin hogar, lo que supone un 24,5% más que en 2012. Unos datos que tienen en cuenta sólo a las personas que acudieron a centros por lo que la cifra es aún mayor. Además, la falta de un hogar digno afecta a muchas más personas. «Hablamos de un hogar que permita seguir construyendo una vida mejor para sí mismo y para los suyos, alejando el riesgo de caer en la exclusión social. Es la base de un proyecto vital», advierte Cristina Sánchez, directora ejecutiva de impacto positivo de Leroy Merlin España.

Eso eleva la cifra a más de 12 millones de personas, un 26% de la sociedad española, se encuentra en riesgo de exclusión, un grupo donde los menores de edad, los jóvenes de entre 16 y 30 años, las mujeres y los mayores de 65 años se ven especialmente afectados.

«A menudo no somos conscientes, pero las personas que no cuentan con el derecho básico de una vivienda digna arrastran una larga lista de hándicaps que les dificulta aún más salir de su situación de vulnerabilidad», apunta Sánchez. Una premisa que desde el sector del acondicionamiento del hogar conocen de primera mano. «Trabajar con la oenegés nos permite orientar nuestra colaboración allí donde más se necesita en cada momento», explica la directora ejecutiva de impacto positivo de Leroy Merlin España.

«Trabajar con la oenegés nos permite orientar nuestra colaboración allí donde más se necesita en cada momento»

Cristina Sáchez

Directora ejecutiva de impacto positivo de Leroy Merlin España

Este año, la firma francesa ha entregado 400.000 euros a 17 ONG dentro de su programa Hogares Dignos para luchar contra la exclusión social y el sinhogarismo en España. «Esta donación permitirá acondicionar dos centros de acogida en Sevilla y Valencia. Gracias a este apoyo, podremos mejorar y convertir estos dos centros de acogida en espacios más acogedores, más eficientes energéticamente y, por tanto, más dignos», comenta Violeta Brull, responsable de Alianzas con Empresas en CEAR. «Con este dinero podremos acondicionar los pisos en los que acogemos a jóvenes para convertirlos en hogares», añade Soraya Ares, directora de la Fundación Bayt Al-Thaqafa.

Leroy Merlin

En total, se estima que más de 11.800 personas serán beneficiadas de la iniciativa en una docena de comunidades autónomas. «Sabemos que contar con un lugar para vivir de forma saludable, segura y confortable es una condición esencial para que cada persona pueda desarrollar su proyecto vital y contribuir a la sociedad», apunta Sánchez.

En los últimos 10 años, Leroy Merlin ha trabajado con 300 entidades sin ánimo de lucro atendiendo las necesidades de más de 25.000 personas. «Es un problema muy amplio y complejo sobre el que no se actúa lo suficiente», resalta la portavoz de la compañía.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios