Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 15 de abril
Vista de un coche eléctrico mientras carga la batería en el centro de Palma de Mallorca. EFE
Las ayudas del Moves para comprar un coche eléctrico, atascadas: la mitad siguen 'aparcadas' en la Administración

Las ayudas del Moves para comprar un coche eléctrico, atascadas: la mitad siguen 'aparcadas' en la Administración

ODS 7 | Energía asequible y no contaminante ·

La segunda edición del Moves, ya cerrado, no ha entregado todo el dinero solicitado por los ciudadanos

Miércoles, 7 de febrero 2024, 06:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El coche eléctrico no termina de arrancar en España y la electrificación del parque móvil nacional sigue lejos de los porcentajes comunitarios y «crecen a un ritmo insuficiente para cumplir con los objetivos de 2030 marcados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC)», advierten Aedive y Ganvam en un comunicado conjunto. La inversión media para adquirir un vehículo 100% eléctrico o electrificado, así se llaman a los híbridos enchufables, ronda los 35.000 euros y sin contar la necesidad de una posible instalación de recarga. Un desembolso importante que la Administración Pública ha querido compensar con programas de ayudas bautizadas como Moves.

Dos programas que apenas han llevado 561,9 millones de euros, el 53,7% del total presupuestado. Y no es porque no se hayan solicitado, de hecho hay sobredemanda: 1.113 millones por los 1.045 millones presupuestados para ambas convocatorias.

El Moves II, ya finalizado, concedía a particulares y empresas ayudas del 30 al 40%, hasta un máximo de 100.000 € del precio total de la compra e instalación de cargadores públicos y privados. En el Plan Moves III, en vigor hasta el próximo verano, las ayudas ascienden al 70%-80% con un máximo subvencionables de 2 millones de euros por solicitante. En total 93 millones presupuestados para el primero y 952,9 millones para el segundo, pero que apenas han llegado a los bolsillos 1 de cada 2 euros presupuestados.

Las subvenciones para la transición energética siguen encalladas en muchos despachos, en este caso, autonómicos. Las ayudas para el autoconsumo en el hogar arrastran, en algunas peticiones, más de 12 meses de retraso, pero en el caso de solicitudes del Moves el plazo se extiende hasta tres años.

El Moves II, aprobado en 2020, tan solo ha aprobado, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el 53% de las resoluciones sobre el presupuesto asignado. La dilación, critica el sector, no anima a los potenciales compradores con menos recursos económicos, ya que el descuento no se les aplica en el momento de la transacción.

Por comunidades, Galicia, Navarra y Cataluña son las regiones que más dinero han entregado a los ciudadanos. En el lado opuesto, Castilla-La Mancha, La Rioja y la Región de Murcia son las que apenas han resuelto 3 de cada 10 solicitudes.

Cataluña y la Comunidad de Madrid son las dos autonomías que acumulan la mayor cantidad de euros dentro del segundo programa para impulsar la movilidad sostenible en España. Sin embargo, las peticiones para el Moves II no han llegado a cubrir la totalidad del presupuesto asignado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Tan solo 6 comunidades vieron cómo el presupuesto asignado por el Gobierno central se quedaba por debajo de las peticiones hechas por sus ciudadanos. Ninguna ha entregado la totalidad, salvo las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla, que han entregado los 7.400 y 31.864 euros asignados.

Demanda desbordada

A pesar de seguir con muchas peticiones del Moves II sobre muchos despachos autonómicos, la tercera edición de este programa ya está en marcha y prorrogado hasta julio de este año. En principio, el Moves III finalizaba el 31 de diciembre de 2023, pero llegará hasta el próximo verano y con varias ampliaciones del presupuesto inicialmente previsto.

Newsletter

En un primer momento, el IDAE, el organismo encargado de repartir el dinero entre los territorios, otorgó 400 millones de euros que han sido ampliados hasta 952,9 millones, lo que supone multiplicar por 100 el dinero presupuestado y la demanda también se ha disparado (+1220%).

Cuando una comunidad detecta que con las solicitudes que han entrado en sus registros hay riesgo de que se agoten los fondos, pide más dinero al IDAE. Así ha ocurrido con la práctica totalidad de las regiones en esta nueva edición.

Aunque, los plazos de entrega no han variado y sólo se han concedido poco más de la mitad. País Vasco, la Comunidad de Madrid y Cataluña son las que lideran las entregas, mientras que el Principado de Asturias, la Región de Murcia y Extremadura apenas llegan al 20% de las resoluciones concedidas.

Según las bases de la convocatoria, el organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, marcó un plazo, el mismo para las tres ediciones, por el cual las administraciones autonómicas tienen seis meses para «resolver y notificar la resolución» desde la fecha de presentación de la solicitud. Sin embargo, la estadística no refleja ese cumplimiento.

A pesar de este retraso, aún quedan 156 millones de euros por conceder. No obstante, la dilación en la concesión de las ayudas hace que pasen muchas directamente a la lista de espera y se acumule aún más retraso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios