Borrar
Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). R. C.
Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet): «Entre 2040 y 2060 tendremos temperaturas como la de 2022»
Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)

«Entre 2040 y 2060 tendremos temperaturas como la de 2022»

El primer día del año ha dejado récords de máximas para un mes de enero, con Bilbao (25,1 grados) a la cabeza de España y Europa

Lunes, 2 de enero 2023, 18:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

¿Quién no ha hablado del tiempo estas Navidades? Con un clima primaveral en pleno invierno, las altas temperaturas están en todas las conversaciones. Bien lo sabe Rubén del Campo, uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que hace dos años por estas fechas no dejaba de atender llamadas por las colosales nevadas y fríos extremos de Filomena, y estos días lo hace pero por todo lo contrario. Y es que el primer día del año varias ciudades españolas alcanzaron su récord de temperatura máxima para un mes de enero. A la cabeza de Europa, Bilbao, con 25,1 grados, un registro propio del mes de julio. Este arranque de 2023 sigue la estela de 2022, el año más cálido desde 1915, con 15,4ºC, 1,7 grados por encima de lo normal. Según Del Campo, «2022 ha roto los esquemas» y avanza que lo vivido en 2022 será lo que nos tocará vivir a mediados del presente siglo por efecto del calentamiento global.

-Hace apenas dos semanas, con los datos preliminares a 20 de diciembre, usted avanzaba que 2022 iba camino de convertirse en el año más cálido de la serie histórica, con 15,3ºC de media, 1,6 grados por encima del promedio normal… ¿las altas temperaturas de estas Navidades han superado ese pronóstico?

-Sí. La temperatura media de diciembre rondará los 9,7 grados, 3,1 grados por encima del promedio normal del periodo de referencia 1981-2010. Se trata del diciembre más cálido de la serie histórica, superando a diciembre de 1989. Y esto ratifica lo que comentamos hace dos semanas. 2022 es el año más cálido de la serie histórica en España desde 1915, si hacemos caso a una reconstrucción climática realizada por un compañero de la Aemet, Andrés Chazarra. Es el año más cálido en España de los últimos 107 años. Provisionalmente la temperatura media de 2022 es de 15,4 grados, 1,7 grados por encima del promedio normal. Ha subido una décima respecto a los últimos pronósticos. Es un dato provisional, pero es el año más cálido de la serie histórica y con mucha diferencia sobre los inmediatos perseguidores, que son 2020 y 2017, cuya temperatura media fue en ambos casos de 14,7 grados, un grado por encima de lo normal.

-Estamos viviendo unas Navidades con temperaturas muy por encima de las habituales para estas fechas. En Bilbao el 1 de enero se registraron 25 grados, la máxima del día en Europa, y también la máxima de la historia en enero… ¿es un fenómeno que ha ocurrido en más sitios de España? ¿se ha roto algún récord?

-El día 1 de enero, que fue muy caluroso en buena parte de la península ibérica, las desviaciones estuvieron entre 7 y 11 grados. En Bilbao se registraron 25,1 grados, que es la temperatura máxima registrada en el mes de enero en el aeropuerto de Bilbao, y además supera el récord de 24,4 grados, que estaba vigente desde el 1 de enero del año anterior, que ya consideramos que fue un registro extraordinario. Por segundo año consecutivo se bate ese récord, y además se bate el 1 de enero cuando lo normal es que se bata a finales de enero, que estamos más cerca de la primavera. Y no ha sido el único récord. En Valladolid hubo el 1 de enero una temperatura máxima de 18 grados y el récord anterior era de 17,2 grados que se había batido el 24 de enero de 2016. En Pamplona también hubo un récord de 18,8 grados, el récord anterior era de 18,6, que se había producido el 31 de enero de 2020. En Vitoria también hubo un récord, concretamente 19,7 grados en el aeropuerto de Vitoria, que superan en un grado el récord vigente, que estaba desde el 5 de enero de 2001. Y finalmente hay un récord de temperatura mínima muy alta, de noches muy cálidas para ser enero, ha ocurrido en la ciudad de Segovia con una mínima el 1 de enero de 10,3 grados, lo que supone superar el récord anterior que era de 9,9 grados en enero de 2009.

«No es buena cosa que haya temperaturas tan altas en esta época del año porque nuestro clima es otro y los ecosistemas están adaptados al frío invernal»

-En Andalucía, en el centro peninsular, en los archipiélagos y en el norte, salvo en algunas zonas del noroeste (fundamentalmente en Galicia)… a la gente le sobraba los jerséis en pleno invierno… ¿preocupante?

-El día 1 de enero fue muy muy cálido, y también lo fue el 31 de diciembre. Buena parte del mes de diciembre ha sido mucho más cálido de lo normal. Una anomalía de tres grados en un mes es algo que solo ha sucedido en ocho ocasiones desde 1961. Y tres de ellas en 2022, en mayo, octubre y ahora en diciembre. ¡Tres veces en un año! Estas temperaturas tan altas, que pueden parecen agradables y en las que no hay que utilizar tanto la calefacción en un momento en que los precios de las energía están muy elevados, pueden verse como algo positivo, pero nuestros ecosistemas naturales están adaptados al frío del invierno, y que no haga el frío habitual tiene también consecuencias en materia de floración a destiempo. En determinados cultivos puede aparecer una floración antes de tiempo y si después llegan heladas tardías puede echarse a perder buena parte de la flor e incluso el fruto. Además, el frío ayuda a que algunas plagas no se extiendan tan rápidamente. No es buena cosa que haya temperaturas tan altas en esta época del año porque nuestro clima es otro y los ecosistemas están adaptados al frío invernal.

-Los últimos días de 2022 no han sido lluviosos, salvo en Galicia… Sí hubo importantes precipitaciones en la primera quincena de diciembre. ¿Se confirma que 2022 va a ser uno de los años naturales más secos de la serie histórica, esto es desde 1961?

-Hasta el 27 de diciembre habían caído en España en el mes de diciembre un total de 110 litros por metro cuadrado y esto es un 34% más que el promedio normal de diciembre, que son 82 litros. En el conjunto de España ha sido un mes lluvioso especialmente en el noroeste de la península. Con estos datos tenemos que a lo largo de 2022 y hasta el 27 de diciembre en España ha llovido un total de 529 litros por metro cuadrado y eso lo sitúa, de momento, en el quinto año más seco de la serie histórica, pero en el sexto año más seco cayeron 534 litros y en el séptimo 537, así que hay que contabilizar la lluvia caída los días 28, 29, 30 y 31 para ver finalmente en qué puesto queda.

Tendencia al calentamiento

-Los cuatro años más cálidos de la serie histórica, incluyendo este, se han registrado en los últimos ocho años… ¿cree que hasta los más escépticos se tomarán en serio el cambio climático y el calentamiento global?

-Los cuatro años más cálidos han sido 2022, 2017, 2020 y 2015 y el quinto fue 2011, así que desde 2011tenemos los cinco años más cálidos de la serie histórica. Evidentemente lo de 2022 ha sido absolutamente excepcional, sobre todo en cuanto a temperaturas porque ha sido un año mucho más cálido que los años anteriormente más cálidos (2020 y 2017). La cuestión es que hay una tendencia que no es de este año sino de los últimos años, y que especialmente desde 2011 se ha notado en un incremento notable de las temperaturas y en los fenómenos extremos asociados a las temperaturas, como las olas de calor que en la década del 2020 se han duplicado con respecto a los años anteriores. Hay una tendencia al calentamiento clara en nuestro país desde la época preindustrial. De hecho se calcula que la temperatura ha subido 1,7 grados desde mediados del siglo XIX, pero es que desde los años 50 del siglo XX la subida ha sido de 1,2 grados. En las últimas siete décadas se ha producido la mayor parte de la subida, pero en estos últimos once o doce años la subida se ha acelerado. Es suficiente con que los escépticos vean esos datos. 2022 se lleva la palma en récords de días cálidos, hemos tenido 35 récords de días cálidos, es decir ha habido 35 días en 2022 en cuya fecha han sido los más cálidos de la serie histórica, y solo dos récords de días fríos. El récord de días cálidos ha sido siete veces superior a lo esperable.

«Bajan al fin las temperaturas, pero tampoco vamos a hablar de un frío excesivo, ni mucho menos. Y nieve, de momento, no se ve. Esta primera semana del año va a ser más bien seca»

-Han avanzado desde la Aemet que esta misma semana llegan las heladas nocturnas y las lluvias… ¿volvemos entonces a un invierno más típico con frío y nieve o eso es mucho decir?

-Este 2 de enero, primer lunes del año, se está produciendo ya una bajada de las temperaturas que hará que por la noche haya algunas heladas, débiles en general, en puntos de la meseta norte y páramos del centro, y también habrá heladas en zonas de montaña, pero no dejan de ser valores típicos de esta época del año, tal vez un poquito más fríos de lo normal en algunos puntos de la meseta. Tampoco vamos a hablar de un frío excesivo, ni mucho menos. Y nieve, de momento, no se ve. Esta primera semana del año va a ser más bien seca, con pocas lluvias. Quizás a partir del sábado o el domingo lleguen lluvias otra vez al oeste y al norte de la península, pero la cota de nieve seguirá alta, por encima de los 1.500 metros, así que en principio no se ve un invierno con grandes fríos. Y el pronóstico para estos tres meses nos habla de un invierno cuyo escenario más probable es el de temperaturas por encima de lo normal. Esto no nos exime de que podamos tener una ola de frío, pero en su conjunto lo más probable es que sea un invierno más cálido de lo normal. En cuanto a las precipitaciones no podemos saber actualmente si lo que resta de invierno va a ser más lluvioso o más seco de lo normal.

-¿Nos tenemos que preparar para un 2023 en la línea de 2022, o si se repite sería catastrófico?

-No podemos saber qué temperatura tendremos en 2023. Desde luego que 2022 ha roto los esquemas porque ha sido mucho más cálido que los dos años anteriores más cálidos. Provisionalmente supera en 1,7 grados el valor promedio del periodo de referencia 1981-2010. Y el IPCC, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, estima para la Región Mediterránea que a mediados de siglo, entre 2040 y 2060, la temperatura media puede estar entre 1,6 y 2,1 grados por encima del promedio. Es decir 2022 ha sido un año similar a lo que tendremos a mediados de siglo. La temperatura del 2022 será similar a la que se vivirá en España entre 2040 y 2060. En ese sentido, tenemos que adaptarnos a la nueva realidad climática que está por venir.

-Puestos a elegir entre susto y muerte… ¿Qué prefiere para 2023 un año seco pero no tan cálido o un año cálido pero lluvioso?

-Preferiría que los estándares meteorológicos estuviesen cerca de sus valores normales. Sería deseable que las precipitaciones alcanzasen sus valores normales para compensar la situación de sequía meteorológica en la que todavía nos encontramos.

 

«Se está produciendo un calentamiento no solo en España sino a escala global… y mucho más marcado en el Ártico, y este calentamiento extremo del Ártico tiene repercusiones en latitudes más bajas»

-¿Y algún deseo como portavoz de la Aemet para 2023?

-Que se haga caso a la ciencia. La ciencia está hablando y los datos hablan por sí solos. Se está produciendo un calentamiento no solo en España sino a escala global… y mucho más marcado en latitudes altas y en el Ártico, y este calentamiento extremo del Ártico tiene repercusiones en latitudes más bajas. Mi deseo es que, a la hora de abordar estos temas, se cuente con la ciencia, con las observaciones y los datos meteorológicos de estaciones que nos están mostrando esta tendencia al calentamiento fuera de las ciudades… y el máximo responsable de este calentamiento son los gases de efecto invernadero que se acumulan en la atmósfera como consecuencia de nuestras actividades humanas.

Calor en Europa, Varsovia a casi 20 grados

-Las estaciones de esquí están viendo que las grandes nevadas no llegan y el frío no desciende como para poder producir nieve… ¿tendremos que irnos acostumbrando a que quizás, de la misma forma que los glaciares están desapareciendo, el futuro no pinta de blanco en nuestras montañas?

-Al menos en los Pirineos parece que se nota un descenso en los días de nieve. A un altitud de 1.500 metros se ha pasado de unos 80 días de nieve a unos 65, y es probable que, con el aumento de las temperaturas, esa tendencia a la baja siga en los próximos años.

-Europa, como España, también está viviendo unos días con temperaturas muy por encima de su media, más propias de primavera, ¿hay algún país que le haya llamado la atención?

-El 1 de enero también fue un día extraordinariamente cálido en buena parte de Europa Central, Oriental y del Norte… Si nos tenemos que quedar con algún país, las mayores anomalías de temperaturas se vivieron en Europa del Este, en zonas de Alemania, Polonia, Bielorrusia y Ucrania, con temperaturas de más de 10 grados por encima de lo normal. Se batieron récords significativos. Por ejemplo Varsovia el día 1 de enero al mediodía alcanzó 19 grados y batía su récord anterior por más de 5 grados de margen. En la República Checa alcanzaron prácticamente los 20 grados; en Holanda, 17; en Bielorrusia, 16 grados y medio… algo tremendo para esta época del año.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios