Hospitales San Roque pionera en el diagnóstico por imagen en Cardiología

26/03/2018

Hospitales San Roque es pionero en disponer de una unidad específica de Diagnóstico por la Imagen en Cardiología, lo que le permite lograr mejores resultados tanto diagnósticos, como terapéuticos y económicos.

«La creación de una unidad específica de imagen cardíaca refleja la firme voluntad de cooperación y trabajo en conjunto en todos los ámbitos: asistencial, docente y de investigación, fruto, precisamente, de la necesidad de aunar conocimientos clínicos y diagnósticos en el vasto territorio cardiovascular que tanto afecta a la población canaria», explica la coordinadora de la Unidad de Imagen Cardíaca, la doctora Victoria Piro.

La fusión de conocimientos de las distintas áreas de formación entre cardiología y radiología es complementaria y permite aprender y crecer más, para ofrecer, así, la mejor calidad en el servicio de diagnóstico por la imagen en patología cardíaca, cuyos principales beneficiarios son los pacientes.

Según relata la doctora Piro, «los pacientes suelen estar avisados desde la consulta sobre cómo va a ser la prueba. Se les explica cómo es la técnica, lo que tienen que hacer para que salga bien el estudio, el tipo de contraste que puede ser usado y por tanto la necesidad de tener que poner una vía intravenosa» si fuera necesario. En algunos casos, continúa la experta, «hay una consulta previa específica para preparar al paciente psicológicamente» en la que se prescribe medicación previa.

La cardióloga Victoria Piro, integrante del equipo de Cardiología que dirige el doctor Luis Pérez, es además la encargada del área de Resonancia Cardíaca, que incluye entre su oferta de servicios la resonancia cardíaca de estrés siendo Hospitales San Roque el único hospital en Canarias donde se realiza. «La unidad como tal comenzó a funcionar hace poco, aunque las pruebas de imagen se llevan realizando desde hace cuatro años y algunas pruebas se realizan desde hace más de 15 años», apunta la especialista.

Expertos y especialistas. Piro colabora con un equipo de expertos y especialistas entre los que se incluyen la doctora Lili Ramón Valcárcel, encargada de Medicina Nuclear cardiovascular, y María del Mar Travieso, jefa de Servicio de Radiología. También forman parte del equipo los cardiólogos Sara Bordes, Cristian Miranda y Manuel Landín, de Hospitales San Roque en Las Palmas de Gran Canaria, y los doctores José Miguel Hernández y Ernesto Amalfi, de Hospitales San Roque en Maspalomas.

Pero además, destaca, cuentan con la última tecnología lo que les permite «ampliar las fronteras en el diagnóstico más preciso de patologías cardíacas». Así, los pacientes podrán acceder en la Unidad de Imagen Cardíaca de Hospitales San Roque a un variado catálogo de pruebas de diagnóstico como la resonancia magnética cardíaca, una técnica libre de radiaciones ionizantes que permite la visualización con alta resolución del corazón y es el «gold estándar» para realizar el cálculo de función cardíaca. O la novedosa aplicación de T1 mapping, una técnica cada vez más en auge y que permite disponer de un método que podría apoyar al diagnóstico de diferentes patologías miocárdicas sin necesidad de la utilización de contraste con gadolinio.

Hospitales San Roque pionera en el diagnóstico por imagen en Cardiología

Por otro lado, Hospitales San Roque es el único hospital en el que se hace resonancia cardíaca de estrés, una prueba que se utiliza cada vez más para el diagnóstico y la valoración de la isquemia y la viabilidad miocárdicas, y proporciona una evaluación segura y efectiva de los pacientes con enfermedad coronaria. La unidad de cardiología de Hospitales San Roque cuenta con un TAC Multidetector Coronario, un escáner que permite la visualización con alta resolución de las arterias del corazón de forma no invasiva. Gracias al avance tecnológico de esta máquina se puede realizar un estudio de coronarias con muy poca radiación y menos contraste iodado de lo que se usaba en el pasado.

Prácticamente inocuos para los pacientes son también pruebas como la ecocardiografía transtorácica, una técnica no invasiva fundamental en la práctica totalidad de los campos de la Cardiología; la ecocardiografía transesofágica, una técnica semiinvasiva que consiste en la introducción de una sonda en el esófago que contiene un transductor de ultrasonidos para obtener imágenes del corazón de alta calidad. Se suele realizar bajo sedación para la comodidad del paciente. Y la medicina nuclear cardiovascular, que sirve para evaluar si existe o no isquemia micárdica.