La sobrecarga en Farmacia retrasa terapias oncológicas en el Insular

15/08/2019

Médicos declaran que el servicio es incapaz de ejecutar numerosos ensayos clínicos por la saturación de trabajo, lo que «afecta directamente a los numerosos pacientes que los necesitan»

ETIQUETAS:

La planta de Oncología del hospital Insular de la capital grancanaria está «al límite», según profesionales del servicio. Afirman que la sobrecarga de trabajo, que repercute directamente en el paciente, y la incapacidad de la farmacia del centro para llevar a cabo la ejecución de numerosos ensayos clínicos internacionales, producto de la masificación del centro, hacen que los pacientes no puedan recibir un tratamiento que afecta directamente a su calidad de vida.

Esta saturación de pacientes y la falta de medios hace que se paralicen, desde la farmacia del propio centro, multitud de estudios internacionales que tanto trabajo cuesta atraer al hospital. Poder aplicar estos ensayos clínicos experimentales «en muchos casos supone una mejora sustancial en la calidad de vida del paciente», por lo que el problema que se está viviendo en la farmacia «afecta directamente a los numerosos pacientes que los necesitan», tal y como afirman los médicos del servicio de Oncología del Insular. Los principales problemas son dos. Por un lado, la saturación de pacientes y de trabajo que sufre el equipo médico, y por otro la sobrecarga que afecta a la farmacia, que es incapaz de ejecutar los ensayos clínicos, con todo lo que ello conlleva. «Los pacientes tienen que esperar muchas horas, los oncólogos estamos sobrepasados y la farmacia paralizada, es un drama que debe solucionarse de manera urgente», afirma uno de los médicos.

Poder aplicar estos ensayos clínicos experimentales «en muchos casos supone una mejora sustancial en la calidad de vida del paciente»

Cualquier mañana en la planta de Oncología es suficiente para percatarse de esta situación de masificación y hacinamiento que viven los numerosos pacientes que allí se tratan. Los trabajadores, saturados, los pacientes, resignados. Es la realidad de un sistema que «necesita mirarse al espejo para corregir el caos que vive y sufre».

«Mala gestión»

«Los pacientes están pagando las consecuencias de una mala gestión», afirma personal médico del hospital. Se refieren a proyectos de índole internacional que el equipo ha liderado y luchado para que el Insular pueda incorporar. «Canarias se ha quedado atrás, a pesar de ser pioneros en numerosos estudios a nivel internacional», reflexionan los oncólogos del centro.

El ritmo al que tienen que trabajar en la planta oncológica del Insular es abrumador. Cada día, de lunes a viernes, 90 pacientes reciben su tratamiento de quimioterapia, lo que da buena muestra de la saturación que existe. Es por ello que el personal pide más apoyo y más medios. «Si la farmacia no es capaz de suministrar los medicamentos, la cadena se paraliza, y el principal perjudicado es el paciente», añade la fuente.

No comprende como una sobrecarga en la farmacia le impide «poder recibir un tratamiento que me puede salvar la vida».

Estos estudios de fármacos experimentales, además de aligerar el número de tratamientos convencionales, permiten desarrollar terapias que dan buen resultado a muchos pacientes, como la inmunoterapia. «Si no conseguimos que la situación cambie, numerosos pacientes seguirán sin poder recibir una terapia más efectiva. Ahora mismo podríamos definir el estado de Oncología del Insular como agonizante», añade el profesional.

Los pacientes son los principales perjudicados de esta situación. Uno de ellos, que está a la espera de recibir uno de los fármacos experimentales de un estudio internacional, se muestra «desolado» ante la parálisis que sufre la cadena de gestión. No comprende como una sobrecarga en la farmacia le impide «poder recibir un tratamiento que me puede salvar la vida». Es un panorama que produce «impotencia», porque los pacientes «son conscientes del gran esfuerzo que realiza el personal médico para traer esos estudios al hospital, pero una vez aquí no se pueden aplicar». Tantos los pacientes como el equipo médico confían en que el cambio de Gobierno, y por lo tanto de gestión en el hospital, repercuta también en una mejor gestión del centro hospitalario, porque lo que está en juego «no son votos, son vidas humanas», tal y como sentencia el paciente.

  • 1

    ¿Debería cambiarse el sistema de reparto de plazas en los viajes del Imserso?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados