Las interparroquiales del Puerto, precursoras de la Magna

12/04/2019

Héctor Ramos recoge en su ensayo ‘La Semana Santa del Puerto de La Luz (1953-1978)’ la «época de esplendor» de una cita que incluía dos salidas intercomunitarias que considera germen de la Magna.

Rescatar «la época de esplendor» que vivió la celebración de la Semana Santa en la zona Puerto es uno de los objetivos que persigue Héctor Ramos en su libro La Semana Santa del Puerto de La Luz (1953-1978), una obra para la que además de bucear en las hemerotecas ha realizado entrevistas «con personas que vivieron esa época».

Reconoce que nacer en una familia creyente de La Isleta en la que estaban presentes las tradiciones «y se hablaba de los temas de antes», además de su especial vinculación a la Virgen del Carmen, hizo que siempre sintiera curiosidad por las procesiones. Y así descubrió que «aquello que yo veía en Vegueta también se hacía en el Puerto».

De esta manera empezó a despertar en él el deseo de saber más sobre una Semana Santa que comprendía varias salidas procesionales y que reunió un importante patrimonio en lo que a imágenes se refiere.

«Vi que no era solo lo que me contaban sino que era aún más», expone. Añade que comprendió que «era una época de esplendor y decidió recopilar toda esa información» y organizarla con el fin de «dejarla bien masticada» para publicarla en «un ensayo».

Apunta que en la obra que este viernes presenta de manera oficial en la parroquia de La Luz -editó 50 ejemplares en una primera edición que ha aumentado hasta los 200 en una segunda tirada- hace en primer lugar «una breve introducción de la Semana Santa» en la ciudad, «remontándonos a la conquista», para continuar abordando la construcción del Puerto de La Luz y el aumento de población que trajo consigo en esta parte de la ciudad, que fue el que propició «el aumento de las parroquias».

Dice que «la piedad popular estaba arraigada» y se adquirieron muchas imágenes que no tenían gran valor artístico pero despertaban la devoción de unos vecinos que las costearon.

Explica que en la celebración de ésta Semana Santa participaban los arciprestasgos de La Isleta y Guanarteme y «el primer acto intercomunitario» era «el Vía Crucis» en la madrugada del Jueves al Viernes Santo, que comenzaba con la salida de las parroquias «más lejanas, El Pilar y el Carmen», y «se iban encontrando en distintas estaciones hasta llegar a Santa Catalina».

Señala que esta salida la inició «Francisco Rodríguez, párroco de El Pilar muchos años», que «al par de años» decidió hacer lo mismo con la procesión del Santo Entierro «y que cada parroquia aportara los pasos que tenían» para encontrarse en Santa Catalina, «donde se hacía el sermón de la Siete Palabras». Estos dos actos, que «fueron los de mayor esplendor» de una Semana Santa completa, considera que son el germen de lo que hoy es la interparroquial de Vegueta y Triana. «La Magna se innovó en el Puerto», asegura.

Sin embargo, afirma que esa celebración religiosa que organizaba el Puerto y que se ponía como ejemplo, se diluyó por «una mala interpretación del Concilio Vaticano II» por parte de «los curas progresistas» que llegaron a las parroquias.

  • 1

    ¿Debe perdonar el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Gran Canaria la deuda al cantante Manny Manuel?

    Sí.
    No.
    Ns/ Nc.
    Votar Ver Resultados