La administración autonómica canaria tiene 2.434 puestos vacantes

EFE/SANTA CRUZ DE TENERIFE

La administración autonómica canaria tiene vacantes 2.434 plazas, según datos facilitados por Podemos y corroborados por el consejero de Igualdad, José Miguel Barragán, durante una comparecencia en el pleno del Parlamento.

En los últimos tres años se han perdido mil empleos en el sector público autonómico, según denunció la diputada de Podemos Concepción Monzón, quien advirtió de que estos recortes en personal "están dañando y deteriorando profundamente los servicios públicos de Canarias".

Según los datos aportados por la diputada, el Servicio Canario de Salud cuenta con casi 400 empleados menos y el área de Servicios Sociales y Vivienda con 200 menos.

En Presidencia han desaparecido 107 puestos de trabajo; en Economía, Hacienda y Seguridad, 114; en Obras Públicas, Transporte y Política Territorial, 113; y en el Servicio Canario de Empleo, 75.

"Es obvio que faltan empleados públicos para poder ofrecer los servicios a la ciudadanía con la eficacia y eficiencia que se merecen", afirmó la diputada, quien atribuyó la pérdida de empleos a las bajas tasas de reposición impuestas por el Estado, que luego la Comunidad Autónoma intenta remediar con personal temporal o interino.

Sin embargo, continuó, las listas de sustituciones para contratar personal interino y sustituto no se convocan, con lo cual falta personal para nombrar y no se pueden cubrir las 2.434 vacantes de 2017, muchas de ellos en los sectores prioritarios.

José Miguel Barragán contestó que la crisis ha limitado la capacidad de actuación de las administraciones, de modo que las restricciones en la reposición de bajas y en el nombramiento de interinos y personal laboral ha llevado a que existan vacantes.

Pero ahora "estamos en un nuevo tiempo", anunció, y el Gobierno canario pretende revertir la situación con medidas como las dos ofertas de empleo público convocadas en 2015 y 2016 y las que se están preparando para 2017.

Sin contar sanidad y educación, en junio y julio se convocarán 658 plazas y en octubre habrá una nueva convocatoria, dijo el consejero.

Barragán dijo que se necesita la aprobación de los presupuestos del Estado para acometer el plan de estabilización del empleo laboral y para empezar a recuperar los derechos y mejora de las condiciones económicas de los empleados públicos.

"Si hay presupuesto avanzaremos en la tasa de reposición, que se plantea del 100% en sectores prioritarios y del 50% en el resto", dijo Barragán.

Admitió que las listas de reserva se han ido agotando, de manera que en algunos sectores no hay personal, por lo que se está trabajando en convocar nuevas listas y en agilizarlas, para lo que se requiere de un acuerdo con los sindicatos.

El consejero dijo que las decisiones restrictivas sobre el empleo público que se tomaron durante la crisis no fueron decisiones voluntarias, sino que hubo que establecer prioridades y estas fueron el mantenimiento de los servicios públicos esenciales.