La directora de 'Diez minutos': "Nuestra labor es entretener"

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ

Cristina Acebal dirige Diez Minutos, una de las revistas de crónica social más respetadas, que a partir del domingo CANARIAS7 regala a sus lectores cada semana. Desde su despacho en la Redacción, donde trabajan unas veinte personas, defiende con uñas y dientes el papel de la prensa del corazón.

No le molesta el término prensa rosa siempre que no sea utilizado con desprecio, pero prefiere calificar Diez Minutos como prensa social. «Al fin y al cabo lo que hacemos no es otra cosa que hablar de la sociedad», señala. Mientras desgrana su trabajo cotidiano, le llega a la mesa calentito el último número de la revista, con la portada dedicada a Ana Obregón, que ahora parece que sale con el ex de Estefanía de Mónaco.

«A la gente le gusta ver las vidas ajenas, es una forma de evasión, y nosotros se lo envolvemos bonito y se lo ofrecemos como un cuento», expone, «porque nuestra labor es entretener, ése es nuestro principal objetivo». Diez Minutos salió por primera vez la calle el 1 de septiembre de 1951, con veinticuatro páginas en blanco y negro al precio de una peseta, y se mantiene entre las primeras del mercado casi sesenta años después. Su difusión supera los 300.000 ejemplares con nada menos que millón y medio de lectores semanales, según el último dato del EGM (Estudio General de Medios).

¿El secreto del éxito? «Precisamente que ofrecemos entretenimiento, pero con respeto, con credibilidad, sin estridencias ni montajes», asegura. Es una mecánica sencilla: todos tenemos problemas de algún tipo y quien se sienta a leer una revista del corazón comprueba que los ricos y famosos tampoco se escapan de los arañazos. Que además de vivir en casas lujosas y pasar el verano en pareo en la cubierta de un yate también se separan, tienen hijos cafres, les ponen los cuernos, se pelean con la suegra y les salen arrugas. La vida misma.

Tal vez por eso la crisis se ha notado menos en las revistas de crónica social que en el resto de publicaciones. «En tiempos difíciles la gente no renuncia a soñar», señala Cristina Acebal, «y aunque el corazón es el eje central de la revista, ofrecemos además secciones asesoradas por profesionales sobre salud, cocina, moda, tendencias, belleza... También somos una revista práctica», añade.