El Gobierno planea paralizar los desahucios de alquiler, prórrogas automáticas de contratos, moratorias y microcréditos

30/03/2020

El Gobierno planea paralizar los desahucios de alquiler, prórrogas automáticas de contratos, moratorias y microcréditos. El paquete propuesto por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que previsiblemente llegará al Consejo de Ministros de este martes pendiente de cerrar flecos con Unidas Podemos, estará dotado con 700 millones de euros.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tiene ya elaborada la propuesta que elevará al Consejo de Ministros, aunque todavía está pendiente de cerrar algunos flecos con Unidas Podemos, según ha podido saber este periódico. El programa se calcula que estará dotado de 700 millones de euros.

El paquete de medidas incluye la paralización de los desahucios durante seis meses. Además, los contratos que vayan a vencer próximamente se prorrogarán de manera automática también seis meses.

Asimismo, incluye medidas de mayor calado, como la moratoria en el pago de los alquileres durante cuatro meses en el caso de los propietarios sean grandes, es decir, para aquellos que tengan más de ocho inmuebles en el mercado del alquiler. Y el debate con Unidas Podemos está precisamente aquí, porque existe una disensión respecto a la manera en que se compensará a estos tenedores de viviendas. Una posibilidad sería que se pudiera hacer frente a las cuantías no pagadas en plazos de entre 36 meses y diez años.

Ésta sería una medida que afectaría a apenas un 5% de los propietarios de viviendas. El 95% del mercado del alquiler está formado por pequeños propietarios. Y el 85% cuenta con una o dos viviendas. Para sus inquilinos, el Gobierno prepara una línea de microcréditos a través del ICO con unos intereses que asumiría el Estado y que se devolverían en un plazo de entre tres y seis años. En principio, se baraja la posibilidad de que se puedan financiar cuatro meses de alquiler, como mínimo.

Para acceder a estas ayudas, el inquilino habrá de probar que ha entrado en situación de vulnerabilidad, es decir, que, por ejemplo, en Madrid, se tenga que destinar más del 40% de los ingresos para pagar el alquiler. Aunque será mañana cuando se concrete el perfil concreto de las personas con derecho a acceder a estas ayudas.

Otra partida, procedente del Plan Estatal de Vivienda, estaría formada por ayudas a fondo perdido, para personas golpeadas no puntualmente por esta crisis, sino a largo plazo, porque hayan perdido su empleo o su empresa.