Fomento rechaza abrir los servicios portuarios a la competencia

14/02/2019

Las Palmas de Gran Canaria

El Ministerio de Fomento ha comunicado a la Comisión Europea la necesidad de mantener en España la reserva de bandera a las actividades portuarias de remolque y amarre. De esta forma, Fomento rechaza hacer suyas las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que a finales de diciembre emitió un informe en el que aconsejaba acabar con la protección a la que da lugar la reserva de bandera y que limita a los buques registrados en España acometer estos servicios.

La CNMC abogaba por acabar con la reserva de bandera como forma de introducir mayor competencia y por tanto, menores costes y mayor eficiencia de los servicios portuarios.

La decisión de Fomento de mantener la reserva de bandera desactiva el plan de movilizaciones que habían iniciado remolcadores, amarradores y prácticos de los puertos españoles y que amenazaba con parar la actividad portuaria. Todos ellos se habían manifestado en contra de acabar con esta medida al considerar que «iba a destruir puestos de trabajo para generar otros más precarios».

Según informa Fomento, la comunicación a Bruselas se produce poco antes de que se aplique el reglamento europeo por el que se crea un marco para la prestación de servicios portuarios y se adoptan normas comunes sobre la transparencia financiera de los puertos.

El hecho de que se mantenga la reserva de bandera para España no quita para que los servicios de amarre y remolque puedan ser prestados en los puertos españoles por otras empresas europeas, siempre y cuando matriculen sus buques en el registro español.

La presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, ya le había comunicado al responsable de Coordinadora y estibador, Antolín Goya, esta semana su intención de mantener la reserva de bandera para los servicios portuarios, tal como se ha venido haciendo hasta ahora y según contempla el Reglamento (UE) 2017/352 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de febrero de 2017.