Interior de la Bolsa de Madrid. / ep

El Ibex resiste el frenazo económico en EE UU sobre los 8.500 puntos

El selectivo sube un 0,4% al cierre tras conocerse la sorprendente contracción del PIB de la primera potencia mundial

Clara Alba
CLARA ALBA

Los inversores se apoyan en los resultados empresariales para mitigar el miedo al frenazo económico global, la elevada inflación y las dudas en torno a las políticas que acometerán los bancos centrales para frenar el alza de precios.

El Ibex-35 despidió la sesión con subidas del 0,4% hasta los 8.512 puntos, con Repsol (5,6%) liderando la parte alta de la tabla tras anunciar un beneficio de 1.392 millones en el primer trimestre, un 115% más gracias al alza en los precios de los hidrocarburos.

La banca también contribuyó al cierre positivo del mercado, con Banco Sabadell de protagonista con avances de más del 1%. La entidad registró un beneficio de 213 millones de euros hasta marzo, prácticamente el triple que el año anterior.

Esto, sumado al rebote de las tecnológicas en Wall Street, animó a los inversorea a optar por las compras pese a que el esperado dato del PIB adelantado en EE UU fue mucho peor de lo esperado. En concreto, la economía de la primera potencia mundial se contrajo un 1,4% en términos anualizados. Y un 0,4% si se compara con los tres meses anteriores.

Un dato que reactivó la preocupación sobre el difícil equilibrio que debe mantener la Reserva Federal (Fed) en su apuesta por las subidas de los tipos de interés para controlar la inflación sin dañar la recuperación económica. De hecho, el mercado temía que el organismo apostase ya por una subida de tipos de 50 puntos básicos en la reunión de la próxima semana.

Pero el mal dato del PIB conocido este jueves podría obligar a la Fed a ser algo más prudente en su movimiento, y quizá eso es lo que mantiene las subidas en Wall Street frente al miedo al parón económico.

A la espera de nuevas referencias, el precio del petróleo se mantiene sin cambios este jueves, con el barril de Brent, de referencia en Europa, en 104 dólares, mientras que el West Texas estadounidense cotiza también sobre los 100 dólares.