Planta de hidrógeno. / R. C.

España destinará 1.500 millones del fondo europeo al impulso del hidrógeno verde

Pedro Sánchez destaca que será el país europeo «con más potencial» en esta tecnología para transportes y la ministra Ribera anuncia una convocatoria para analizar los proyectos a desarrollar por las empresas interesadas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

El Gobierno destinará más de 1.500 millones de euros, procedentes de los fondos europeos de recuperación, al desarrollo del hidrógeno verde en España en los próximos tres años, según ha anunciado el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez. Lo ha hecho en la inauguración de una jornada sobre esta tecnología sobre la que Sánchez considera que es «un proyecto ambicioso e imprescindible», ya que «España es el país europeo con más potencial en hidrógeno verde».

De los 72.000 millones que se movilizarán por España a través del plan de Recuperación, Resiliencia y Transformación en el periodo 2021-2023, una partida de más de 1.500 millones de euros tendrá por destino el impulso de esta tecnología. Además, el proyecto de Presupuestos del Estado para el próximo año ya incluye inversiones en las tecnologías vinculadas al hidrógeno con una partida de 100 millones de euros, «que van a financiar a 60 empresas».

Sánchez cree que la Hoja de Ruta del hidrógeno renovable lanzada por el Ministerio de Transición Ecológica representa «el vehículo» para permitir a esta tecnología jugar un papel ante los retos de la transición ecológica y de ser un motor para la reactivación económica, siendo además capaz de descarbonizar sectores donde es más complicada la electrificación, como la industria o los transportes pesados o marítimo.

Además, destacó que ese plan de España para impulsar el hidrógeno verde pasa por movilizar 8.900 millones de euros, en colaboración privado-pública, hasta 2030, así como por desarrollar potencia en electrolizadores por unos 4 gigavatios (GW) y una flota superior a 150 autobuses; de entre 5.000 y 7.000 vehículos ligeros y pesados; y dos líneas de trenes comerciales propulsadas con hidrógeno renovable, entre otras metas.

En ese encuentro, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado que el Gobierno ha puesto en marcha una convocatoria para encontrar proyectos relacionados con el hidrógeno en España. Ribera ha invitado a todos aquellos relacionados con el sector que trasladen al Gobierno a través de la web sus proyectos, para así ayudar al Ejecutivo a entender el mapa actual que existe en España en el ámbito del hidrógeno. De esta manera, los interesados tendrán que presentar sus propuestas, señalando en qué pueden ayudar sus proyectos, en qué fase de la cadena de valor se sitúan, cuáles serían os mejores mecanismos para encontrar la viabilidad financiera de sus iniciativas, qué aportan en la carrera hacia la descarbonización y qué ahorro de dióxido de carbono (CO2) suponen. Esta convocatoria estará abierta durante un mes a partir de este jueves, por lo que se cerrará el próximo 19 de diciembre.

Planes de las energéticas

En ese mismo encuentro, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha anunciado que la compañía prevé realizar inversiones por entre 2.200 y 2.900 millones en el periodo 2021-2026 vinculadas a proyectos de la cadena del hidrógeno.

Imaz ha señalado que la energética cuenta en cartera con proyectos de 210 megavatios (Mw) de hidrógeno renovable producido con biometano, que ahora pasa por ser uno de los productos «más competitivo en costes», así como otros 210 Mwcon generación eléctrica en sus refinerías de Cartagena y en Bilbao.

Además, el directivo ha indicado que Repsol apostará en su propia generación renovable por la hibridación, acompañando sus proyectos verdes con almacenamiento de batería y de bombeo, y puso en valor el proyecto conjunto con Enagás que está llevando a cabo en Puertollano para la producción de hidrógeno utilizando como principal fuente la energía solar, así como proyectos con biocombustibles para el transporte partiendo de residuos y de hidrogeneras.

Por su parte, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha asegurado que España cuenta con «el potencial» para ser líder en hidrógeno verde, pero ha llamado «a correr», ya que la competencia «está creciendo rápidamente».

Galán considera «hay que correr y tenemos que hacerlo rápido, ya que si no es así llegarán otros antes», en referencia a países del Norte de Europa, Australia, Arabia Saudi o Chile, que ya están en esta carrera. Así, ha indicado que España «puede y debe convertirse» en un referente de producción de hidrógeno renovable y que también podrá exportarlo en forma de amoniaco, representando esta apuesta «una oportunidad única para la recuperación verde».

En este sentido, ha recordado el proyecto puesto sobre la mesa por Iberdrola, de la mano de Fertiberia, para invertir 1.800 millones de euros para instalar 800 megavatios (Mw) de electrolizadores para las instalaciones del grupo de fertilizantes en Puertollano y Palos de la Frontera, que, en su opinión, «cumple con todos los criterios» para recibir fondos europeos, así como las alianzas con Ingeteam y la noruega Nel para impulsar la industria del hidrógeno verde.

También ha participado en el encuentro el consejero delegado de Endesa, José Bogas,

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, quien ha afirmado que el hidrógeno verde podría contribuir a la descarbonización de los territorios no peninsulares (las islas Baleares y Canarias), así como de Ceuta y Melilla, en el horizonte de 2040. Para el ejecutivo, España ese «el país adecuado y tiene la ambición necesaria» para liderar la apuesta por el hidrógeno verde y subrayó que en Endesa «está alineada» con la estrategia a este respecto del Gobierno.

En este sentido, ha subrayado la apuesta de la energética, como principal suministrador de los territorios insulares, por esta tecnología como complemento para alcanzar la descarbonización en 2040 en los sistemas eléctricos no peninsulares, actualmente basados en el uso de petróleo y que tiene «un coste elevado y altas emisiones». «Podría incluso ser una referencia para la Península», ha destacado sobre este plan.

En el caso de Naturgy, su presidente, Francisco Reynés, ha indicado que «el hidrógeno tendría que producirse en cantidades industriales y debe estar cerca de donde puede ser más competitivo». «España cuenta con una red de gas que puede estar disponible para el hidrógeno verde», ha añadido durante su intervención en la jornada.

Respecto a sus planes de hidrógeno verde, Reynés ha recordado que en las comarcas donde han cerrado sus plantas de carbón, la de Meirama (580 Mw) y la de La Robla (655 Mw), tienen sendos proyectos, en este último en colaboración con Enagás. Sin embargo, «hay problemas de escalabilidad y si no los hubiera, podríamos multiplicar de 7 a 10 la capacidad con la que estamos trabajando».