Portada del libro 'Expreso al paraíso', de Mark Vonnegut, junto a otras obras sobre una época afectada por los alucinógenos. / D. C.

'Expreso al paraíso', las memorias esquizofrénicas del hijo del mítico Kurt Vonnegut

En la estela de obras como 'Ponche con ácido lisérgico' de Tom Wolfe o 'Yonqui' de William Burroughs se reedita el único libro del hijo del autor de 'Matadero cinco'

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPE Madrid

Mark no tenía la intención de seguir los pasos de su padre, Kurt Vonnegut, autor de aclamadas obras como 'Matadero cinco' o 'La cruzada de los inocentes'. Pero el paterno influjo pacifista y contracultural con dosis de sátira hiperbólica se quedó grabado en su estilo cuando, años después de perder la cabeza por los alucinógenos y fundar una comuna hippie en un silvestre lugar de Canadá, decidió escribir un libro, el único, sobre aquellas experiencias.

'Expreso al paraíso. Memoria de una locura' –que fue publicado en 1975 y ahora lo rescata Libros del Kultrum– comienza como una aventura hippie de un joven pudiente y con un padre famoso, con influjos del Thoreau de 'Walden' («era una vida fenomenal. No me importaban las incomodidades», escribe), pero aborda, en realidad, la confrontación del autor con la esquizofrenia que padecía. «Una de las partes más difíciles de lidiar con la esquizofrenia es pensar que pueda existir semejante horror», escribe ya al final Mark Vonnegut (EE UU, 1947), quien llegará a superar su condición mental y convertirse en pediatra.

Pero antes de la sabiduría está la locura. «El mundo se había puesto muy raro. Las cosas zumbaban y giraban a mi alrededor a gran velocidad y en completo desconcierto. Luego, de repente, todo se detenía (...) Todo se ahogaba en el frenético batir de las alas alrededor de mi cabeza»

Con 22 años, Mark terminó en el Hollywood Hospital, especializado en adictos al LSD. Ahí estaba Kurt, a su lado, tratando quizás de salvar su obra más importante. Para una reedición, hace dos décadas, el padre recordó aquella época, y atribuyó la recuperación de Mark a la «suerte».

Se trata de un interesante volumen que sigue una estela de obras como 'Ponche con ácido lisérgico' de Tom Wolfe; 'Alguien voló sobre el nido del cuco', de Ken Kesey, o 'Yonqui', de William Burroughs. Aunque con final feliz.