Camión de basura de Tinajo. / CARRASCO

r

Tres empresas especializadas optan al servicio de retirada de basura de Tinajo

Hasta que se cierre la adjudicación, durante el otoño, se buscarán vías para garantizar la recogida habitual, según el alcalde, Jesús Machín

JOSÉ R. SÁNCHEZ Tinajo.

Tres operadores con amplia experiencia en el sector han presentado propuestas para asumir el servicio cotidiano de recogida de basura en el municipio de Tinajo. Durante este mes se prevé hacer una valoración técnica detallada de las ofertas, para decidir en consecuencia, existiendo el propósito de que la adjudicación pueda cobrar forma antes de que finalice el año, muy probablemente durante el otoño, según el alcalde, Jesús Machín.

Una primera propuesta está avalada por Urbaser, entidad que en la isla lleva el servicio de recogida en Arrecife y Yaiza, aquí de modo temporal. Una segunda alternativa tiene que ver con FCC, empresa que lleva años asumiendo el servicio en Tías y que está a expensas de ver cómo se relicita el servicio en Yaiza. La tercera propuesta la firma Hernández Bello, mercantil que lleva años en Tinajo, que aún se mantiene en activo en 2021, fruto de una prórroga del contrato vencido.

La iniciativa prevé un desembolso máximo de poco más de 2.3 millones de euros, para un periodo de un lustro, aspectos que constan en el informe aprobado en pleno el 23 de abril pasado. Es decir, hay una revisión al alza del presupuesto en relación al concurso cancelado meses atrás. En consecuencia, dando por bueno que el contrato se firme antes de concluir el ejercicio, el acuerdo tendría vigor hasta finales de 2026, con posibilidad de firmar prórrogas para años posteriores.

Personal

La empresa que sea seleccionada deberá valerse de medios propios de transporte para el traslado de la basura hasta el complejo medioambiental de Zonzamas, como ya ha sido norma en los últimos años. Además, en caso de que se decida que no sea Hernández Bello, la entidad deberá asumir al personal que actualmente recoge de modo cotidiano los residuos. Asimismo, deberá aportar material, en aras de que el servicio pueda optimizarse con respecto a las condiciones actuales.

Para garantizar la retirada de los residuos, por parte municipal se prevén medidas de cara a que el último de los operadores citado sigan algunos meses en activo, al margen de la decisión técnica que finalmente se tome

Esta licitación en activo tiene algunas condiciones distintas a la que hubo que anular en 2020, con una menor dotación económica anual para todas las prestaciones que se plantean desde el Ayuntamiento, con menos de 385.000 euros por ejercicio. Y con el añadido de que el anterior concurso aspiraba a la firma de un contrato de una década de duración, más posibles prórrogas.

El último contrato en vigor, que ha sido objeto de varias prórrogas, se concretó en 2015.