Comisaría de Policía Nacional de Arrecife. / Carrasco

Robó un vehículo y una casa, se fugó y causó daños a coches de policía y lesiones a agentes

Este vecino de Lanzarote se enfrenta a 11 años, 11 meses y 20 días de prisión, el pago de 10.200 euros de multa e indemnizaciones

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La Sección Primera de la Audiencia Provincial sentará en el banquillo el miércoles y jueves a Francisco Valentín T.C., un vecino de Lanzarote que robó un coche en el Charco de San Ginés para robar en una vivienda y luego se dio a la fuga cuando fue sorprendido por la Policía Nacional, llegando a agredir a varios agentes. Esta persona se enfrenta a 11 años, 11 meses y 20 días de prisión, el pago de 10.200 euros de multa e indemnizaciones de 4.712 euros a los agentes, 12.503 a Cabrera Medina –propietaria del coche robado– y 3.031 a la Policía Nacional.

Los hechos ocurrieron a las 13.30 horas del 18 de mayo de 2020, cuando el acusado robó las llaves de un Opel Corsa de alquiler propiedad de Cabrera Medina. Se metió en el coche y lo condujo hasta el exterior de una vivienda de Costa Teguise. Al llegar saltó el muro perimetral de la vivienda, y accedió al inmueble por la puerta corredera del salón, no consiguiendo su propósito, al ser sorprendido por la propietaria de la vivienda. De inmediato, se dio a la fuga a bordo del coche robado.

A las 23.05 horas, Francisco Valentín conducía por Arrecife y fue sorprendido por la Policía Nacional. Le dieron el alto y «apagó las luces», aceleró su marcha y huyó «para no ser interceptado, comenzando una persecución», según el fiscal, «a gran velocidad, y con las luces apagadas, con el riesgo que suponía para la seguridad de la vía y los usuarios».

Peligro

Tras circular por diversas calles «generando un grave riesgo para otros conductores», el acusado condujo por la Vía Medular «obligando a los peatones a salir rápidamente de la calzada para evitar ser atropellados». Seguidamente, accedió a la calle Doctor Negrín seguido en todo momento por los tres vehículos policiales hasta que frenó e impactó contra una patrulla. Volvió a arrancar y siguió hasta Los Mármoles, donde los agentes habían colocado un vehículo en la acera para detenerlo. «Lejos de obedecer», «dirigió su Opel Corsa que conducía contra agentes», hiriendo a un policía.

Aún así, prosiguió su fuga hacia el centro de Arrecife hasta que perdió el control del vehículo e impactó contra un muro. Bajó y huyó a pie «escondiéndose en unos matorrales» hasta que fue interceptado. Se resistió a la detención y «esgrimió una navaja acometiendo con ella» a un agente «lanzando una cuchillada contra éste a la altura del torso no logrando su propósito al llevar el chaleco antibalas». También dio un puñetazo a otro policía.