Partida de dominó iluminada con la luz del móvil. / C7

Una partida a la luz del móvil

Los usuarios del área de juegos del parque de Santa Catalina se quejan de que llevan una semana jugando a oscuras

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Aparte de la estrategia que requiere cada partida, las necesarias dosis de concentración o la práctica de la reflexiva paciencia, cada partida de ajedrez, dominó, zanga o parchís que se inicia en el área de juegos de Santa Catalina necesita también de un móvil. Y no es que se graben los desafíos. Cuando cae la noche, hace falta activar la aplicación de la linterna porque esta zona lleva sin luz, de manera continuada, desde el domingo pasado.

Los jugadores del dominó son los primeros que han levantado la voz. Los focos y las farolas que solían iluminar las últimas partidas dejaron de funcionar con regularidad hace una semana, cuando la tormenta Hermine descargó las lluvias más copiosas de las últimas décadas.

«A partir de las siete de la tarde, estamos iluminando con los móviles», explica Jorge S. G., uno de los afectados, «yo uso el teléfono para alumbrar a los viejitos».

«No hay forma, la luz va y viene», prosigue, « nadie se acuerda de la gente que está allí jugando».

Los jugadores ya van preparados y no solo utilizan móviles. También emplean cascos con focos y se puede ver algún que otro quinqué a pilas.

Por otro lado, El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria informó este sábado de la apertura al tráfico de la calle Luis Benítez Inglott tras culminar los trabajos de reparación del hundimiento de la calzada en un tramo de la vía, como consecuencia de las fuertes lluvias del temporal Hermine.

De esta forma, ya pueden transitar los vehículos de los vecinos y de los familiares de los escolares del colegio público que se encuentra en esta calle del barrio de Escaleritas. La actuación, que se ha ejecutado por la vía de urgencia, ha consistido en la reparación del socavón de seis metros, en la renovación de la red de saneamiento -que se rompió en una longitud de dieciséis metros- y el posterior pavimentado con hormigón.

El acceso a esta vía se cortó en la tarde del domingo 25 debido a los daños causados por el fenómeno meteorológico adverso. Tras esto, el gobierno municipal puso en marcha un plan especial preventivo frente al temporal, con especial incidencia en zonas detectadas como sensibles, alcantarillado y barrancos, lo que permitió prevenir riesgos para la ciudadanía.

En este sentido, se puso en marcha un dispositivo formado por más de un centenar de efectivos y 40 unidades, un despliegue que ha seguido llevando a cabo actuaciones durante toda la semana para sanear todos los puntos afectados por arrastres hasta recuperar la normalidad en materia de limpieza tras el paso del fenómeno meteorológico.