Daniel Pérez Varela, director de Infraestructuras de REE en Canarias, en el Museo Elder. / C7

La expropiación para construir Salto de Chira «va francamente bien»

La mayoría de bienes se adquieren de acuerdo con los dueños. REE confía en contratar este verano la obra civil y las seis turbinas-bomba

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

La expropiación de bienes y derechos afectados por las obras de construcción del Salto de Chira «va francamente bien», mantuvo ayer el director de Infraestructuras de REE en Canarias, Daniel Pérez Varela, tras finalizar el levantamiento de las actas previas a la ocupación de los terrenos, el trámite previo a la expropiación forzosa.

El acto de levantamiento de las actas previas y la formalización de las actas de ocupación tuvo lugar los pasados días 4 y 5 de mayo en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para propietarios de ese municipio y los días 10, 11 y 12 en el Consistorio de Mogán para los vecinos del otro municipio sureño.

Pérez Varela precisó que tales actas previas se limitan a las expropiaciones sin acuerdo, las que afectan a suelo con dueño desconocido y las de propiedad en litigio. « La gran mayoría se hacen de acuerdo con los dueños», a los que REE paga por encima del justiprecio, resaltó.

En todo caso, esta tanda de expropiaciones se centra en los terrenos necesarios para las obras que transcurren a lo largo del barranco de Arguineguín, quedando para una segunda ocasión, en principio a partir de octubre, las correspondientes al suelo de las cumbres afectado.

Desaladora en construcción

Las obras del Salto de Chira ya están en marcha con la construcción de la desaladora de El Pajar que abastecerá el salto hidroeléctrico. « Lo primero es disponer del agua en las presas», resaltó el directivo de REE, para lo que es preciso hacerse con el suelo por el que subirá el líquido hacia las cumbres.

Preparativos del terreno donde se construye la desaladora del Salto de Chira. / Arcadio Suárez

Por eso la concesionaria de la central está cerrando acuerdos amistosos para hacerse con los terrenos, agregó Pérez Varela, por los que discurrirá una conducción cuyo impacto se reduce, según Pérez Varela, a la instalación de un tubo de 40 centímetros con una retroexcavadora.

La filial canaria de REE prevé adjudicar en los próximos meses, probablemente a lo largo del verano, dos de los contratos de obra fundamentalesdel Salto de Chira. Uno se refiere a las obras civiles del proyecto ( cavernas y túneles, entre otras) y otro a los elementos electromecánicos de la instalación (las seis turbinas-bomba entre ellos).