Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 13 de junio
Escenarios previstos para 2030 en la Agenda de Transiciión Energética para Gran Canaria. C7
Gran Canaria se fija en Japón para almacenar energías renovables

Gran Canaria se fija en Japón para almacenar energías renovables

El Cabildo de Gran Canaria somete a exposición pública la creación de cuatro plantas de hidrobombeo de agua salada en la costa insular | La Agenda de Transición Energética propone tres en el norte y una en el sur para la descarbonización plena de la isla en 2040

Jesús Quesada

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 2 de junio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Agenda de Transición Energética para Gran Canaria que el Cabildo somete a exposición pública propone la creación de cuatro plantas de hidrobombeo de agua salada en la costa insular, similares a la central Yanbaru existente en Okinawa (Japón), para incrementar la capacidad de almacenamiento de renovables y lograr la completa descarbonización del sistema eléctrico insular en el año 2040.

Aunque el documento no localiza la ubicación exacta de estas plantas, el consejero de Energía del Cabildo, Raúl García, avanza que el Consejo Insular de la Energía (CIE) ha encargado un estudio sobre su posible emplazamiento en zonas periurbanas no protegidas, sobre todo de la costa norte «porque es donde existen y se esperan mayores problemas energéticos».

García explica que estas plantas de hidrobombeo, que en principio serían tres en el norte y una en el sur, contribuirían a reducir el porcentaje de excedentes de renovables que no encuentra salida en el sistema eléctrico (oficialmente el 6,2% en 2023) y a disminuir el mínimo técnico de generación convencional, que se traduce en una mayor integración de renovables.

Raúl García en la presentación del borrador de la Agenda de Transición Energética.
Raúl García en la presentación del borrador de la Agenda de Transición Energética. C7

Serían, agrega el consejero, instalaciones terrestres con una potencia de 70, 100 o más megavatios (MW), en función de las necesidades concretas, que precisan una altitud mínima de 200 metros sobre el nivel del mar, una característica que se da en múltiples rincones del litoral de Gran Canaria.

Como la central hidroeléctrica de Salto de Chira en construcción en el barranco de Arguineguín, las plantas de hidrobombeo bombearían agua del mar a sus depósitos con los excedentes de renovables para dejarla caer cuando la demanda eléctrica lo requiera, transformando así el agua almacenada en nueva energía renovable. A diferencia de Salto de Chira, el agua empleada nunca sería desalinizada ni mineralizada.

Gracias, principalmente, a los sistemas de hidrombeo los excedentes de renovables previstos en el año 2030 disminuirían de un 30,4% a un 8,3% si entonces la isla contara con 575 MW de potencia fotovoltaica y 430 MW de eólica terrestre, estuviera en marcha Salto de Chira y no estuvieran en marcha todavía los parqués eólicos marinos proyectos en aguas del sureste.

Vista aárea de la central hidroeléctrica de Yanbaru, en Okinawa (Japón).
Vista aárea de la central hidroeléctrica de Yanbaru, en Okinawa (Japón). C7

No obstante, el hidrobombeo no es el único sistema de almacenamiento de renovables previsto en la Agenda de Transición Energética, que también propone la instalación de baterías y baraja la ampliación de la central de Salto de Chira a la presa de Las Niñas.

Raúl García señala que la puesta en marcha de las plantas de hidrobombeo debería producirse «lo antes posible», aunque aclara que su tramitación administrativa requiere de un largo periodo, sostiene que son instalaciones «más sencillas y baratas» que las centrales hidroeléctricas y destaca también que «aunque generan un impacto no producen residuos».

Iniciativa público-privada

Para implementar la puesta en marcha de estas hidroeléctricas de agua salada el CIErealizó una convocatoria pública a empresas canarias, de la mano de la Cámara de Comercio, a la que acudieron más de 20 en una primera sesión. En el objetivo de montar una iniciativa público-privada para ello, similar a la que está en marcha para la exploración del potencial geotérmico de la isla, permanecen ocho empresas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios