Recreación de cómo será el futuro CADI de Tamaraceite. / C7

El Cabildo adjudica por 8,4 millones el CADI de Tamaraceite

Ejecutará las obras la UTE formada por Serveo SAU y Proyecón Galicia SA. El plazo previsto era de 18 meses, pero ha propuesto bajarlo a 16

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

El Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), que depende del Cabildo de Gran Canaria, adjudicó este jueves por 8,4 millones de euros (8.443.658) la construcción del Centro de Atención a las Personas con Discapacidad Intelectual (CADI) de Tamaraceite, en la capital. Lo ejecutará la UTE conformada por Serveo SAU y Proyecón Galicia SA.

La consejera insular de Política Social, Isabel Mena, recordó este viernes que hace más de 20 años que a Gran Canaria no se la dota de un nuevo CADI, de ahí la importancia de una infraestructura que se quedará muy cerca de acabar con la lista de espera que sufren las familias con personas pertenecientes a este colectivo.

Según la consejera, si todo sale según lo previsto, el nuevo recinto, que se levantará sobre un solar cedido por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, estará operativo a finales de 2023. «Los pliegos con los que se licitaron las obras fijaron inicialmente un plazo de ejecución de 18 meses, pero la UTE adjudicataria ha propuesto hacerlo en 16», precisó Isabel Mena.

Capacidad para 62 plazas

Esta instalación sociosanitaria tendrá capacidad para 62 personas residentes y 10 plazas de centro de día, e irá ubicada en una parcela situada en la calle Antonio Martín Ramos esquina calle Juan Pulido Rodríguez. «Será un centro en dos plantas, una sobre la rasante y otra encima». Entre las dos sumarán una superficie construida de 3.661 metros cuadrados, que se complementarán con 914 metros cuadrados bajo rasante para aparcamiento. En total, la superficie es de 4.500 metros cuadrados.

Apunta la consejera de Política Social que «esta es una de las obras más emblemáticas» que llevaba el Cabildo dentro del Plan de Infraestructuras Sociosanitarias, «precisamente porque se da respuesta a una demanda histórica que hay en Gran Canaria: el incremento de las plazas residenciales para personas con discapacidad intelectual». Hay otros cuatro CADI, pero están en marcha desde hace muchos años.

Lista de espera de 100 personas

La lista de espera para residencial en este colectivo, según informó la consejera, está en torno a unas 100 personas. «Con estas 62 estaríamos ya al día de las ratios que son necesarias». Además, advirtió de que tendrá posibilidades de ser ampliado, si así se requiriera. Una vez construido, el IASS sacará a concurso la gestión del equipamiento. Mínimo dará trabajo a 84 personas.

Detalla que todos estos centros residenciales se hacen siguiendo un modelo de atención centrada en la persona. El edificio se estructura en cuatro módulos de 15 usuarios cada uno, aunque en este caso hay uno de 17. Aunque la residencia tenga capacidad para 62 plazas, cuando uno entra, la impresión que tiene es que está dividida en cuatro miniresidencias, cada una con su comedor y su sala común. El resto de instalaciones sí son comunitarias.