Sector de hamacas más próximo al Faro de Maspalomas. Este lunes no se le cobró el alquiler de las tumbonas a los usuarios. / Juan Carlos alonso

San Bartolomé reactiva el servicio de hamacas con 1.000 tumbonas en 4 playas

Un día algo desapacible por fuertes rachas de viento restó afluencia y uso, pero este lunes no se cobró alquiler. Será a partir de hoy

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

Volvieron por fin las hamacas a las playas más emblemáticas de San Bartolomé de Tirajana tras dos años en un almacén y un laberinto administrativo y burocrático. Y las primeras se colocaron este lunes en la zona más próxima al Faro de Maspalomas. Fueron parte de las 1.045 tumbonas que el Ayuntamiento ya colocó sobre la arena y que entre este lunes y hoy martes desplegará en 9 sectores: uno en Meloneras, tres en Maspalomas, cuatro en Playa del Inglés y uno en El Cochino. No todos los sectores se terminaron de montar ayer.

El esperado restablecimiento del servicio no vino acompañado de buen tiempo, lo que restó afluencia y uso a las tumbonas. Con todo, tuvo clientes, en su mayoría turistas, que resistieron tendidos las embestidas del viento, armado las más de las veces de molestos granos de arena. Hacía sol y eso les bastaba. Además, no se les cobró alquiler. Dado que este lunes se dedicó el día al montaje de los sectores, los hamaqueros centraron su presencia en informar a los usuarios sobre el nuevo sistema de cobro. Ya no podrán pagar en efectivo, sino mediante tarjeta bancaria, ya sea física o en el móvil. Será a partir de hoy cuando se les empiece a cobrar por usarlas.

En las tareas de colocación de todas esas hamacas y sombrillas colaboraron durante la mañana tres camiones y un tractor del servicio de limpieza del litoral, que ayudaron a los 41 trabajadores que se han reincorporado para reanudar el servicio.

Llevaban en Erte dos años, desde que estalló la pandemia de la covid, en marzo de 2020. Como el contrato entre su empresa, Perfaler, y el Ayuntamiento estaba vencido desde 2013, la entonces interventora municipal entendía que no podía reanudarse hasta que no saliera nuevamente a concurso, por lo que el gobierno local optó por la que le dijeron que era la alternativa más rápida, municipalizar el servicio y encargárselo a la empresa pública local Emursa.

Momento en que descargan las hamacas en Playa del Inglés. / Juan Carlos alonso

Sin embargo, la tesis del nuevo secretario municipal, que les acaba de indicar que la ley sí permitía retomar el servicio pese a que el contrato estaba vencido, les llevó a volver a la casilla de salida y reanudar esta prestación de la mano de Perfaler. No obstante, el primer teniente de alcalde y edil de Litoral, Samuel Henríquez, ya ha anunciado que en breve se licitará otra vez el contrato, que se ampliará a dos playas más e incluirá la renovación de hamacas y sombrillas.

Al precio de antes, 2,5 euros por hamaca y 2,5, por sombrilla

Los trabajadores del servicio empezarán a cobrar por el alquiler de las hamacas y sombrillas a partir de hoy martes, y lo harán al precio de antes, es decir, a 2,5 euros cada tumbona y 2,5 euros la sombrilla. Parte de las hamacas lucen lonas nuevas. El Ayuntamiento mandó reparar las más deterioradas. Se distinguen porque tienen una tonalidad más anaranjada. La normativa covid obligó a colocarlas siguiendo un protocolo de seguridad, con dos metros de distancia entre filas y 1,5 entre cada pareja de tumbonas. Además, serán desinfectadas todos los días. Henríquez destacó la importancia de la vuelta de las hamacas porque se reactiva un servicio primordial para el destino turístico, es una fuente de ingresos constante para el Ayuntamiento, y, «no menos importante, permite la reincorporación al trabajo de 41 personas». Por su parte, la alcaldesa Conchi Narváez incidió en la relevancia turística y laboral de esta reactivación