Canarias7
Luisa del Rosario

Educación

La Aneca no cambiará los procesos pese al caso Cifuentes

El director de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (Aneca), José Arnáez, protagonizó este miércoles un desayuno organizado por el Consejo Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) en un momento en el que la institución grancanaria quiere añadir otros tres centros a los cinco que ya tiene certificados por el órgano estatal.

En este encuentro Arnáez señaló que la ULPGC está en el sistema Audit, que es un programa que favorece y promueve el desarrollo e implantación de sistemas de garantía internos de calidad dentro de los centros universitarios españoles, al tiempo que ayuda a poner en práctica un procedimiento que conduzca al reconocimiento y certificación de dichos sistemas. En este sentido, añadió el director de la Aneca, la ULPGC «está en unas excelentes condiciones para ser una universidad de calidad y de referencia».

Arnáez destacó que no se contempla la acreditación por universidades, sino por centros, y la ULPGC ya tiene cinco acreditados optando ahora otros tres a ello.

Preguntado cómo era posible un caso como el del máster de Cristina Cifuentes, la expresidenta de Madrid, Arnáez calificó el sistema universitario español de «sólido» y «comparable a cualquier otro europeo». Las agencias de evaluación «valoran la calidad de los títulos y certifican sus condiciones para poder impartirse. Esta es una labor de las agencias. Es cierto que hay cuestiones que pueden escaparse», añadió. En la Universidad Rey Juan Carlos, el título que supuestamente cursó Cifuentes tenía «una verificación», que es el paso previo para impartir un título, explicó Arnáez, y se lo había dado la Aneca. Una vez implantado el título, continuó, se revisa y se sigue y eso correspondía a una fundación. Con todo, añadió, la Aneca no ha valorado cambiar sus procedimientos. «Cuando uno acredita la calidad de un título evalúa elementos generales , no entra en detalles como el profesorado. Analiza las áreas de conocimiento, pero el profesor en concreto o el alumnado concreto queda al margen. Es cierto que los paneles de evaluación que van a los centros deben estar vigilantes. Los procedimientos están muy tasados y esto nos ha permitido tener una experiencia más para hacer un seguimiento más preciso en determinados aspectos».

Durante el desayuno, al que asistieron numerosos profesores de la ULPGC, así como el presidente del Consejo Social, Ángel Tristán y el rector, Rafael Robaina, Arnáez radiografió el sistema universitario español y los cambios que ha sufrido desde que en 1999 se comenzó a implantar el Espacio Europeo de Estudios Superiores (EEES).

Comentó la necesidad de elegir entre las dos opciones más habituales, grados de tres años con másteres de dos o, como el sistema español, grados de cuatro años y máster de uno, y defendió la idea de que el sistema universitario español no está tan alejado de la media europea como se pueda pensar.

Más de 50 años.

Arnáez señaló que en España hay una media de 50 universidades públicas, lo que para muchos son «demasiadas», pero que en comparación con otros países de nuestro entorno son muy pocas. También recordó que el 40% de los docentes españoles tiene más de 50 años, lo cual es un «tema preocupante» porque revela la dificultad que tiene el profesorado más joven para acceder a un puesto estable en la universidad. Criticó, aunque suavemente, la escasa inversión en educación en España y señaló que entre los retos de la universidad española se encuentran la financiación, la crisis demográfica, la crisis del proyecto europeo y la fuerte competencia.