Canarias7
Efe / Madrid

PP y Cs impiden tramitación urgente de la reforma de la Ley de Estabilidad

Según se ha decidido en la reunión de la Mesa del Congreso de este martes, la proposición de ley presentada por PSOE y Unidos Podemos para esta reforma seguirá el trámite ordinario, tal y como han defendido PP y Ciudadanos, lo que supondrá un debate que puede prolongarse varios meses.

En todo caso, la prolongación de esta tramitación no impediría que el Gobierno presente el anteproyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019 y el techo de gasto, que no debe ser aprobado por las Cortes Generales. Pero la aprobación ya no podrá esquivar la posibilidad del veto que puede plantear el PP en el Senado, donde dispone de mayoría absoluta, posibilidad que el PSOE intentaba salvar con la tramitación rápida de la reforma legal ahora ralentizada.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ratificó el lunes que, aunque no esté aprobada la nueva senda de déficit, eso no significa que el Gobierno no plantee el anteproyecto presupuestario.

El vicepresidente primero del Congreso, Ignacio Prendes, de Ciudadanos, ha explicado después de esta reunión que la proposición de ley hay que tramitarla "sin hurtar derechos al Parlamento, por una vía ordinaria", y abandonar la pretensión del Gobierno de los procedimientos excepcionales y los "decretazos".

Prendes ha considerado que el hecho de que el Gobierno tenga "debilidad parlamentaria" no puede derivar en estar permanentemente en la "excepcionalidad".

Por eso, Ciudadanos ha planteado una tramitación ordinaria de esta proposición de ley "muy importante", ya que afecta a los compromisos con Europa para cuya reforma es necesario dar "voz a todo el mundo", en referencia a la presentación de enmiendas por parte de los distintos grupos parlamentarios.