Canarias7
Efe /Nueva York

Primer pacto global sobre migraciones

Con la excepción de Estados Unidos, todos los Estados miembros de Naciones Unidas participan en este proceso, que es el primer gran intento de gestionar los flujos migratorios a escala internacional.

Hoy, las delegaciones comenzaron analizando a puerta cerrada el último borrador y, en especial, ciertas cuestiones que aún están pendientes de precisarse.

Entre ellas destacan las diferencias entre inmigrantes regulares y los que no lo son, qué servicios básicos deben garantizar los Estados a los irregulares, cuándo puede repatriarse involuntariamente a una persona o cómo garantizar la protección de inmigrantes en situación vulnerable, pero que no cumplen los requisitos para ser considerados refugiados.

Borrador final

Tras los contactos de este lunes y los que tendrán lugar mañana, está previsto que a última hora del miércoles México y Suiza -los líderes del proceso- presenten un borrador final.

El objetivo es dar al menos un plazo de un día a las delegaciones para que consulten el texto con sus capitales y que éste pueda ser adoptado el viernes.

La expectativa es que el compromiso final sea muy similar al borrador más reciente, según el embajador de México ante la ONU, Juan José Gómez Camacho.

Pacto no vinculante

Dado que el contenido del pacto no es vinculante y que las negociaciones han buscado en todo momento el consenso, no habrá una votación, sino que simplemente los países participantes darán por acordado el documento.

Su aprobación oficial, mientras, tendrá lugar a finales de este año en una cumbre que se celebrará en Marruecos.

El pacto se estructura en torno a 23 grandes objetivos, que incluyen prioridades como la de reducir las situaciones que fuerzan a la gente a abandonar sus países, aumentar las vías de inmigración legal, proteger la vida de los inmigrantes durante su viaje, darles servicios básicos o combatir a las mafias del tráfico de personas.