Los vecinos piden trasladar el hogar de protección de menores de Jinámar

10/10/2019

Las trifulcas entre los vecinos de Las Ramblas de Jinámar y los usuarios del hogar de protección de menores que se encuentra en la zona han llegado a un punto límite. El último episodio –que ha trascendido a través de un vídeo en redes sociales– tuvo lugar este jueves en la avenida Joan y Víctor Jara, cuando la Policía de Las Palmas de Gran Canaria intervino en un incidente en el que los implicados se golpeaban, insultaban y tiraban objetos violentamente.

«Los vecinos venimos soportando desde hace tiempo situaciones de violencia y escándalos, no sólo en los alrededores del centro de acogida, sino lo que se generan dentro del mismo», explican los afectados de Las Ramblas de Jinámar. Asegura que han pedido la intervención policial en numerosas ocasiones y han tratado de dialogar con los monitores del centro, gestionado por la Fundación Diagrama, pero el problema persiste.

La presidenta del bloque 4, justo encima de los locales donde residen los supuestos menores –sospechan que algunos cumplen la mayoría de edad y que podrían estar conviviendo con menores extranjeros no acompañados (MENAS)– asegura que muchos padres no se separan de sus hijos cada vez que salen de casa por temor a que se produzca alguna situación perjudicial para ellos.

«A excepción de dos o tres usuarios que asisten a formación, el resto permanece horas en las calle, en los alrededores del centro, consumiendo sustancias tóxicas y atrayendo al entorno jóvenes de otras zonas, por lo que parece que allí no existe ninguna clase de régimen de comportamiento, ni horarios», indican.

Cargando reproductor ...

A su criterio, no se están cumpliendo los principales objetivos del centro ni su sistema de gestión de calidad. La situación se ha vuelto insostenible y, por ello, demandan que se traslade el centro. «En ocasiones da miedo salir del bloque porque se han apoderado de la zona común delantera a todas horas, hasta el punto de sacar armas blancas y provocar continuas revueltas».

En estos momentos se encuentran en proceso de recogida de firmas, con el apoyo de las asociaciones de vecinos del barrio, ya que su siguiente paso es elaborar un escrito a la Fiscalía de Menores de Las Palmas, la Delegación del Gobierno y la Consejería de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias para que se hagan cargo de la situación.

Por otro lado, en la mañana de este jueves, un adulto ha sido detenido en relación a la última trifulca, que tuvo lugar la noche del miércoles en la avenida Joan y Víctor Jara. Al parecer y según fuentes cercanas a la investigación, esta persona pudo haber sido el causante de graves lesiones en uno de los menores, que incluso perdió varias piezas dentales. Y, de hecho, los únicos que presentan lesiones son los menores pertenecientes a este hogar de protección. También se espera en los próximos días, la Fiscalía realice una inspección de dicho hogar, que ha sido objeto de otras ocasiones de asaltos e insultos racistas.