Soterrar el 100% de la línea de alta tensión de Chira-Soria es «viable técnicamente»

25/06/2019

Las alegaciones del Cabildo al proyecto incluyen un estudio de viabilidad que desecha todas las torretas. Todos sus informes rechazan el trazado aéreo. El sobrecoste se estima en 25,77 millones de euros.

La ejecución de la línea eléctrica de alta tensión de evacuación de la central hidroeléctrica de Chira-Soria de forma soterrada a lo largo de todo su recorrido «es viable técnicamente» aprovechando el túnel de acceso a sus cavernas, la vía de acceso al mismo, el trazado de la carretera GC-505 por el barranco de Arguineguín y caminos de tierra interiores próximos a la subestación de Santa Águeda.

A esa conclusión llega el análisis de la viabilidad de soterrar esa línea que el Cabildo incorpora en sus alegaciones al proyecto reformado de Chira-Soria de Red Eléctrica de España (REE), que apuesta por un trazado aéreo de 17,7 kilómetros apoyado en 41 torretas de entre 37 y 63,5 metros de altura.

Aprovechando en parte una de las alternativas descartadas en el proyecto, el estudio mantiene que no existe impedimento técnico alguno para sacar la línea de la central por el túnel de acceso a las cavernas y mantenerla soterrada por el camino de acceso a ese túnel, por casi 14 kilómetros de la carretera GC-505 y finalmente por caminos de tierra interiores de parcelas de cultivo de la zona.

Para sacar la línea de evacuación de la energía por el túnel de acceso a la central, y para mejorar sus condiciones de accesibilidad y seguridad, el estudio aboga por ensanchar su sección. En lugar de pasarla por una galería paralela al túnel de 2,6 kilómetros de longitud y 11,17 metros cuadrados, como propone la alternativa desechada, se propone aumentar la sección del túnel de 36,51 a 45,90 metros cuadrados. Así, además, el volumen de excavación se reduciría en 4.600 metros cúbicos.

La línea pasaría luego bajo el camino de acceso al túnel de la central, alternativa desarrollada por REE a petición del Cabildo, por sus 2,6 kilómetros. «La integración del prisma (de hormigón para la línea) y la conducción de impulsión bajo el mismo no plantea ninguna dificultad técnica», dice el estudio.

Al empatar con la GC-505 en el punto kilométrico 14+025 la línea se metería bajo el tramo anexo a esta vía hasta llegar al punto 2+300. Los radios de curvatura lo permiten, aunque en dos puntos se precisa un análisis más detallado. «Su ejecución no plantearía mayores inconvenientes que los que se presentan en cualquier ampliación de calzada», señala el estudio.

Ya en los 800 metros más próximos a la subestación de Santa Águeda, a la que se evacuará la energía de la central, la línea pasaría «por los caminos de tierra interiores de acceso a las parcelas de cultivo».

Las alegaciones al proyecto incluyen informes desfavorables al trazado aéreo, que prevé 25 torretas por 9,5 kilómetros de la Zona de Especial Conservación Macizo de Tauro II, de las consejerías de Medio Ambiente, Política Territorial, Obras Públicas y Patrimonio Histórico, así como del Consejo Insular de Aguas. A la vez, todos los informes sectoriales son favorables al soterramiento de la línea.

El estudio de viabilidad incluye una estimación presupuestaria del coste del soterramiento que contempla la ampliación de la sección del túnel de acceso a la central y el soterramiento por el barranco de Arguineguín de la conducción de impulsión del agua, prevista ahora bajo el tramo anexo a la GC-505.

Sin contar la ejecución del camino de acceso al túnel ni algunas «partidas consideradas por REE sin justificación técnica», y restando gastos comunes a ambos proyectos como la ingeniería, la dirección de obra o tramitaciones, el incremento sería de 25,77 millones de euros. Con ello la central costaría más de 416 millones, en vez de los 391 estimados en el proyecto reformado.

  • 1

    ¿Recuperará la normalidad el tráfico en el acceso sur de Las Palmas de Gran Canaria la próxima semana?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados