Borrar
Desde mi sofá

'MANIAC'

El volumen de Labatut no es una lectura ligera y sus aguas a veces son traicioneras.

Domingo, 21 de enero 2024, 23:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hay libros que no se pueden resumir. Menos aún etiquetar o avanzar a grandes rasgos. 'MANIAC' (Anagrama), de Benjamín Labatut, se ajusta como un guante a esta descripción. Muchos críticos, con o sin razón, cuestión de gustos, filias y fobias, lo han catalogado como uno de los mejores que se editó el pasado año en España. Más allá de eso, lo que resulta incuestionable es que se trata de un volumen que, difícilmente, dejará indiferente al que se atreva a zambullirse en sus páginas. Sus aguas son densas y en algunos momentos la corriente puede ser traicionera. Por eso, no se trata de una lectura 'ligera'. No es un libro para despejar la mente cada noche antes de dormir.

'MANIAC' se estructura en tres partes y se desarrolla con diferentes voces. La primera arranca con el suicidio del físico Paul Ehrenfest, tras disparar en la cabeza a su hijo con discapacidad mental que estaba internado en una clínica alemana porque temía por su futuro a manos de los nazis que estaban en pleno auge.

La segunda parte fija su mirada en el matemático húngaro Von Neumann, cuya contribución a la ciencia fue determinante para el desarrollo de las armas nucleares de destrucción masiva. El punto de partida de la Inteligencia Artificial marca el paso en la tercera y última parte.

'MANIAC' habla bastante de física y matemáticas, pero logra no aburrir. La narrativa de Labatut es maravillosa y la proliferación de datos junto a hechos reales y ficticios atrapa sin remedio. Los límites éticos al desarrollo científico sobrevuelan por todo el volumen. Por cierto, 'MANIAC' son unas siglas... aunque alude a algo que tampoco es descabellado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios