La ministra española de Igualdad, Irene Montero, en Nueva York. / Efe

Consumos

Me ha venido a la cabeza la película cuando he visto a Irene Montero, Isa Serra y Ángela Rodríguez en Nueva York (y Washington)

Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Mi película favorita de Tarzán es 'Tarzán en Nueva York' (1942), de Richard Thorpe. Es la última de la Metro (aunque luego rescataría la serie) y la última de Maureen O'Sullivan. Tarzán, Jane y Chita tienen que irse a Nueva York después de que secuestren a Boy y lo pongan a trabajar en un circo. Es una comedia estupenda y Chita nunca ha estado mejor. Hay un momento en que Tarzán entra en un club nocturno y dice: «Huele como un pantano suajili. ¿Por qué la gente se queda?». Y luego está la crítica general (ingenua pero divertida) a muchos aspectos de nuestra supuesta civilización.

Me ha venido a la cabeza la película cuando he visto a Irene Montero, Isa Serra y Ángela Rodríguez en Nueva York (y Washington). La madre de una amiga tenía un dicho que nunca entendimos, aunque supiéramos qué quería decir. Lo utilizaba cuando alguien se había presentado en algún sitio sin tener nada que hacer allí. «Habrá ido a quitar los consumos», era la inescrutable, para nosotras, expresión. La seguimos usando en su memoria. A quitar los consumos han ido estas. Dice Montero la Chica que han viajado para «trabajar por el fortalecimiento de las alianzas feministas internacionales».

Por otro lado, Díaz Ayuso ha estado en Miami y ha hecho un gran balance (más de 20 inversores habrían mostrado su interés por Madrid). Lo mejor de estos viajes es leerlos en medios contrarios a las expedicionarias. Que si Ayuso tenía sólo un micrófono de EFE, otro de OK Diario y otro de Telemadrid. Que si Montero hablaba a uno de TVE y dos teléfonos móviles. ¿Han leído a Muñoz Molina el viaje de una delegación valenciana al Cervantes de Nueva York? Que estos viajes son siempre para quitar los consumos. Para gastar.