https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Qué países ofrecen más ayudas para la compra de coches eléctricos

Mientras que Estonia contribuye con hasta el 50% del precio del vehículo, en otros países optan por reducir los impuestos a los vehículos eléctricos

J. BACORELLE Madrid

A partir de 2023 España contará con más de 140 ciudades con zonas de bajas emisiones. Los vehículos con etiqueta 0 emisiones no tienen restricciones de acceso a estas zonas, permitiéndoles circular libremente incluso en episodios de alta contaminación. Además también cuentan con ventajas como acceso a carriles de alta ocupación VAO, ventajas fiscales, un mantenimiento más económico y un coste por kilómetro menor al de un vehículo equivalente con motor de combustión.

Además de estas ventajas, en Europa cada país pone en marcha una serie de medidas con las que incentivan la compra de vehículos de bajas emisiones, aunque, según explican desde Aiways, las condiciones son muy diferentes entre ellos.

Son 26 de los 27 países de la UE los que ofrecen subvenciones e incentivos fiscales por la compra de vehículos eléctricos. Se trata de alentar a las personas para que se pasen a la movilidad eléctrica. Estos incentivos son la forma que tienen los gobiernos de reducir el costo inicial de un vehículo eléctrico, que algunas personas ven como una barrera de entrada.

Estonia ofrece la mayor subvención para la compra de vehículos eléctricos en Europa, y el gobierno contribuye con hasta el 50% del precio del vehículo. Esto es el doble del incentivo para vehículos eléctricos que existe en Alemania, que ofrece un «bono ambiental» de 9.000 euros.

En Francia, los posibles compradores de vehículos eléctricos pueden solicitar un descuento del 27% del coste bruto del vehículo (impuestos incluidos), hasta un máximo de 6.000 euros.

Otros países adoptan un enfoque diferente. El gobierno danés, por ejemplo, ha reducido significativamente el impuesto de matriculación de los eléctricos, que oscila entre el 85% y el 150% para los coches nuevos de propulsión convencional.

La compra de un eléctrico en 2021 tuvo una reducción media de casi 11.000 euros en el impuesto de matriculación en Dinamarca.

En Noruega se adopta un enfoque similar, donde los compradores de vehículos eléctricos están exentos de pagar el IVA (25%) en vehículos eléctricos nuevos o usados.

En España, los vehículos eléctricos están exentos de pagar el impuesto de matriculación y reciben un descuento en el impuesto de circulación (en el caso de Madrid y Barcelona, del 75%). Además, este tipo de vehículos se benefician del Plan MOVES III, con ayudas de hasta 7.000€ para la compra de un vehículo eléctrico nuevo, achatarrando uno usado.