Thierry Breton, responsable de las compras de vacunas de la Comisión / AFP

Bruselas adelanta al 14 de julio la inmunización de los europeos

El comisario responsable de la compra conjunta de vacunas Thierry Breton cree además que no habrá que recurrir a la 'Sputnik V'

SALVADOR ARROYO Bruselas

La Unión Europea pone una nueva fecha a la inmunidad de la población del bloque contra el coronavirus. O, al menos, lo hace el responsable de las compras de vacunas de la Comisión, el francés Thierry Breton. «Hoy tenemos claramente la capacidad de entregar de 300 a 350 millones de dosis para finales de junio», lo que permitiría llegar al 14 de julio como el día en el que todas las vacunas autorizadas por la EMA (Pfizer-Biontech, Osford-AstraZeneka, Moderna y la monodosis de Janssen) hayan sido ya inoculadas en la población; ««tenemos la capacidad de alcanzar la inmunidad a nivel del continente», ha remarcado.

De cumplirse este pronóstico se adelanta más de dos meses la fecha que hasta ahora ha venido sosteniendo el Ejecutivo de Bruselas para que el 70% de la población adulta tenga completamente inmunidad, el 21 de septiembre.

En una entrevista a la cadena gala TF1 el pasado domingo, Breton no solo marcaba la nueva referencia sino que para llega a ella estimaba que la Unión Europea no tendrá «absolutamente ninguna necesidad» de hacer uso de la vacuna rusa 'Sputnik V', que se encuentra en una fase preliminar de estudio por parte de la Agencia Europea del Medicamento.

La Comisión Europea, que hasta ahora ha sido muy cuestionada por la lentitud en la distribución de los sueros anticovid y que incluso ha amanerado con vetar la exportación de uno de ellos (el de AstraZeneca) a Reino Unido para garantizarse el pleno suministro de las plantas que esta industria tiene en territorio comunitario, daría así un vuelco a sus previsiones de hace tan solo una semana.

«Las dosis están ahí, ahora la gente debe aceptar la vacunación y el hecho de que contamos con la logística», aseguraba el comisario Breton en la citada cadena de televisión . Sin embargo, países como España apenas llegan al 5 por ciento de la población inmunizada con las dos vacunas, una lentitud que se ha agravado con las dudas que surgieron sobre la vacuna de AstraZeneca.